Posteo de Año Nuevo

diciembre 30, 2008 en 10:08 pm | Publicado en blog, boys, celibataire, chamba, cine, coupling, deportes, dinero, meme, mujer, musica, otras webs, Perú, single, soledad, soltera, soltería, tele, vida, writing | 7 comentarios

Generalmente me paso de largo estas fechas en el blog (el año pasado sólo escribí algo sobre la navidad, creo) y aburridamente escribo mis resoluciones de año nuevo en mi bitácora personal, que reviso diligentemente para decir, “caray, no me acordaba que había escrito eso” y como dicen por ahí, chimpumpantortillaspapas, encogerme de hombros y plantearme otras nuevas metas, pero igual de inútiles que los anteriores.

Este año mejor no planeo nada (ya tengo demasiados pendientes como para agregarle harina al asunto). Más bien, en lugar de resoluciones, planto mis deseos para el 2009…no es un ranking, pero creo que están todos… para cosas globales, mejor consulten a Pepi Patrón.

1) Que mi hermana (a) La Negra, reaprenda a cocinar. La verdad que este año nos ha torturado con su onda vegetariana, vesdística y sinceramente incomible. ¿Dónde quedó la muchacha que hacía tan rico Cau Cau, la Causa de pollo y el guisito Norteño?? Debe estar en trance, intentando averiguar recetas sin carne, en sus otras encarnaciones.

2) Que mi sobrina (a) Chucky, deje las cosas que agarra, en el sitio original. Es posible saber su rastro por un lugar, por el tiradero que deja. Digna hija de la Negra… ah, y que aprenda la tabla de multiplicar y las reglas de ortografía antes de llegar a la secundaria…

3) Que mi tía Margot – que pesa como 160 kg y que sólo sueña con la siguiente comida- llame a los bomberos antes que a mí, cuando se haya resbalado y no pueda levantarse. Juro que me tendrá que ver un kiropráctico, porque aún me duelen las junturas, de intentar ponerla de pie. Además los bomberos son más rápidos que yo.

4) Que Pedrito (el marido de Chochi) nos entable una conversa-disertación de 3 horas y media, que nada le cuesta; en lugar de pasársela muriendo de risa cada vez que nos reunimos. Digo, ¿somos tan graciosos, oie?

5) Que Chochi logre que Pedro sea capaz de quedarse hasta el final de una reuna – té de tías, sin querer saltar de un balcón, al vacío.

6) Que el tiempo me alcance para tener más reunas con mis amigos. Soy una amiga cometa, también, Milton.

7) Que el webmaster de mi oficina, ordene su escritorio de una puta vez, sin que yo tenga que estar haciéndole insinuaciones sobre el tiradero que tiene… pero sobre todo, que este año nuevo, pueda dormir (es padre primerizo de gemelos y tiene unas ojeras de mapache), ¡pero NO en horario de oficina!.

8) Que mi madre piense positivamente sobre todo lo que le ocurra. Su madre era sabia para eso, qué tal mujer. Que atraiga lo bueno, hablando sobre lo bueno. Al comienzo, parece psicótico (bonitoooo, todo me parece bonitoooo) pero luego funciona.

9) Que mi padre deje su estancia en Melmac y que de cuando en cuando, nos escuche una conversa completa. Qué fastidio es tener que explicarle todo de nuevo, sólo porque está más al pendiente del episodio del Gran Chaparral que de esa horrible erupción que le salió en el brazo a mi vieja…

10) Que mi hermano y su pareja se acuerden que somos parte de su familia. Dear, es inevitable, forever and ever y etc. Salvo que él quiera cambiar de apellido, que es algo que siempre dijo que haría al graduarse, cuando estaba en sus teens…

11) Que el ambiente laboral de mi trabajo mejore, solamente. Que el diálogo prevalezca y que sigamos chambeando como una maquinaria recién engrasadita. Que las trabas desaparezcan y podamos demostrar de qué estamos hechos. Yujuuuu!

12) Que mi jefe sea espontáneo y haga los trámites para que me aumenten el sueldo, sin que yo se lo pida. Que haga lo mismo para mis chacales.

13) Que el Pen Club Perú me postule al Novel (caray, es broma) y que este año que viene SI pueda publicar el dichoso poemario que se está hongueando en un cajón.

14) Que no existan atolladeros en Lima Norte. Que no parezca un viaje interprovincial ir desde Los Olivos hasta Miraflores.

15) Que en los cines de Lima Norte se puedan ver las mismas pelas que los de Miraflores, en idioma original. Ke no suban los combos.

16) Que la gente de Lima sea más limpia, menos hipócrita y más puntual.

17) Que Castañeda baje en las encuestas. Me siento en una realidad alterna, donde nadie se da cuenta de la jugada de este inútil.

18) Que Alan García quede con los mismos márgenes de popularidad que Toledo al irse, a ver cómo le cambia la cara de idiota que tiene.

19) Que se haga una bienal de Arte en Lima, como las de antes. Que me dejen exponer en ella (esa sí no es broma).

20) Que El Comercio aterrice, porque últimamente sólo está sirviendo para envolver tamales. Que se abstenga de decir qué es culturoso y qué no. Que deje de lamerle el culo al gobierno de turno.

21) Que el poder de los Bloggers suba como la espuma, pero no se desvanezca como ella. Que eso no los envanezca.

22) Que me saque la Tinka antes de fin de verano. Ya tengo dispuesto en qué lo gasto y hasta quién irá a cobrar mi boleto…

23) Que mi dentista no me saque la mugre, este verano. Me ha hecho llorar en todos los idiomas, de dolor y financieramente.

24) Que la iglesia evangélica que está a la espalda de mi casa, se mude para otro lado (opuesto en la ciudad) y que los vecinos dejen de escoger las 3am para charlar y chancar lata. Ya estoy harta de gritar como una enajenada una madrugada sí y otra también.

25) Que el sexo opuesto se avispe. Digo, una aquí la cosa está bien aburrida, oe. ¿Dónde los atrevidos, los siempre listos (mismo scouts), los que nunca se rinden? ¿Sigue siendo el pollo con hormonas? ¿El agua tratada? ¿Es porque Perú nunca va a un mundial? (y eso me lleva a …)

26) Que el fútbol perucho y toda su parafernalia, salga del hoyo o se vaya a la mismísima mierda de una vez. No es posible que el ejemplar masculino peruano se convierta en una suerte de tullido mental cada vez que estos losers salen a perder en cualquier cancha y peor, justificarse de infame manera. Piedad (ahora estoy de rodillas) Señor: mándalos a un mundial o haz que las mujeres procreen mismo Virgen María, porque la verdad es que es un desperdicio de genes ver a tanto tarado. Amén.

27) Que los sueños nos sigan encontrando. No nosotros a ellos, ellos a nosotros. Que nos despierten, sonrientes, nos abracen, nos halaguen, nos terminen amando. Somos ganadores -y aquí me acuerdo esa historia que somos el producto de un espermatozoide poderoso, que cruzó la barrera, entre millones de otros que jamás llegaron (seee, cursi Miguel Angel Cornejo dixit, pero es la neta)- tons, merecemos el mundo entero, si es posible.

Luego, me ha salido una lista larga. Pero creo que lo vale. No pudo ser menos, pero pudo ser más. Un beso y un abrazo para los que postean, para los que leen en silencio, para los que joden, para los que se cagan de risa (y luego me lo cuentan), para los que recién llegan, para los que les pareció torreja y para los que son buenos leyendo entre líneas. Estamos siempre. Es una adicción.

Feliz Año.

Anuncios

Sorpresa de Diciembre

diciembre 27, 2008 en 2:40 am | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, idioteces, mujer, musica, pareja, soltera, soltería, vida | 4 comentarios
Recibí la respuesta inesperada a un mail que casi no envío. Lo que he leido me ha dejado speechless. Lo siento entonces, porque sólo puedo poner este video.

Espero escribir antes de Año Nuevo. Altamente improbable, pero ya ven, la verdad ha superado mis ficciones…

Diciembre Infernal

diciembre 9, 2008 en 1:35 pm | Publicado en blog, boys, celibataire, coupling, fomento de la lectura, fotos, idioteces, mujer, Perú, soltera, soltería | 3 comentarios

Este fin de semana ha estado bastante surtido. Mucha actividad extracurricular (que incluyó cocinar un par de cuyes) y sufrir del estress de weekend que ataca cuando quieres ir al Mercado Central a comprar un par de waas, a chequear la chamba en la Feria del Libro Ricardo Palma…

 

Lima Centro: Horrible oye. Si tienes mucha urgencia, buenas zapatillas (para correr tras el choro o huyendo), sóplate el viaje. Sugiero que hagas tu lista de compras, calculando dónde se puede comprar y cuánto quieres gastar; y vayas en grupo, porque aunque hay serenazgo, la cantidad de gente es infernal y por ahí que te puedes perder… Me la pasé caminando toda Mesa Redonda, en el afán (ajeno) de encontrar la “mejor oferta”, lo cual es cuasi imposible, porque todos los vendedores se han puesto de acuerdo, para terminar comprando en el primer lugar en el que preguntamos. Aún me duelen los pies.

 

 

Miraflores y Feria del Libro Ricardo Palma: Qué te puedo decir… Miraflores es el nuevo centro de Lima, pero de una ciudad alterna, la que hubiéramos podido ser. Un amigo británico me dijo que detestaba esta parte de la ciudad, porque era lo menos “Lima” de Lima. Imagino que es la cantidad de turistas, los KFC. McDonalds, Starbucks y etc., por todos lados o tal vez, la ausencia (no tanto, tampoco) de los “verdaderos peruanos” (Alan dixit). Ejem, ejem… para que no se sientan mal (y en parte por todo el roche de los Malditos de Larcomar) han aparecido sendos letreritos caletas en las puertas de Saga Falabella:


 

Mmm ya.  Igual no me lo creo.

 

En la Feria del Libro Ricardo Palma, todo va…  como va. No está la editorial Norma y hay varios stands de libros tontos y caros, encima. El más lleno, el de los libros usados, Aleph. Por cierto, se agotó el libro de Fernando Vivas… Ninguna novedad, salvo el usual desfile de vacas sagradas; el viernes ví a Thays (qué terrible, casi sin pelo y resistiéndose al rape) y el domingo estaba desfilando (como siempre) Alonso Cueto & friends. Preferí quedarme con las chicas del Pen Club. Estuvo surtido y han mostrado su blog poetico (el que no encuentro). En el interin, les dejo con este.

 

Otro sí: Ligue de navidad.  Mujer caminando agitada rumbo al Mercado Central, por la calle lateral de la Catedral. Hombre que camina al costado y que intenta abordarla…

 

         ¡Qué hermosas son las mujeres peruanas!

         Esteee, gracias…

–      No soy de aquí, ¿sabe?

–      ¿Ah, no?  ¿de dónde es usted? -la mujer camina casi corriendo, para perderlo, mientras le mira de reojo.

         De Chiclayo.

         ¡!!

         Es que me siento solito… no conozco a nadie…

         No se preocupe, va a conocer harta gente… ¡guardiaaaa!!

 

Lo dicho, los peruanos no saben ni ligar. 

Esa maldita costumbre.

diciembre 4, 2008 en 2:58 pm | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, coupling, familia, idioteces, mujer, pareja, single, soledad, soltera, soltería, vida, writing | 10 comentarios

imagen de aqui

Cierro la puerta y me quedo mirando la tele. Dan una pela torreja, con Capulina y yo me siento a pensar rápidamente, en todo lo que me acaban de comentar.

Guapo, barbudo, ojos de sol. Me pilló cuando yo estaba haciendo escándalo, gritando alborotada de alegría, por un trabajo bien hecho. Un haz de frío me congeló la acción y el alborozo cambió por un rubor espantoso, que no pude disimular y que me trajo, en viaje al tiempo, a unos 20 años atrás, cuando aún podía sucederme que la presencia de alguien podría hacer aquello.

Luego de eso, un par de encuentros casuales por las instalaciones, yo muerta de vergüenza, él… imagino que asombrado de mi cara de susto. Nadie me pudo decir su nombre, ni qué hacía –eso lo presumía yo- ni hasta cuándo estaría merodeando como un alma en pena, por aquí.

Tons, yo, que he sido súper alpinchista y que antes “hacía que las cosas ocurrieran”, no hice absolutamente nada y me llené de trabajo, pretextos y justificaciones. Nunca me enteré que me estaba esperando. Se sentaba, aburrido, a esperar que me acercara. Nunca más nos vimos.

De casualidad, me contaron que se ha ido a Afganistán (tmre, sale de lo imaginable, jaja), que ahora sí, finalmente se comprometió con otra. Si existe una ley de murphy del amor, creo que todo lo torreja y probablemente malo ya me ha pasado. Cierro el punto con este último incidente.

Ergo, me ratifico con el asunto de que tengo un problema de puntualidad sentimental. Suelo llegar demasiado temprano, demasiado tarde o probablemente, no llego. Una vez más, una vez más…

Pero sigo pensando que, si algo ha de ser (mi propia existencia indica que es posible), será aunque me encuentre al borde de la muerte. Tengo penita, entonces; pero el mundo es mi catálogo, el amor puede aparecer, regio, en cualquier momento.

Ciao, Renzo.

Epílogo: No, no se llama Renzo. No, tampoco pondré su nombre verdadero. Sí, luego de que me dieron su mail, estuve dándole vueltas al asunto y terminé escribiéndole (con la ligera esperanza de que no lo recibiera, porque el roche es grande). Luego, respondió casi al toque. Ha prometido pasar por aquí, aunque como premio consuelo, peor es nada. Luego, esta poesía SI es para él. Lo siento, ando depre, pero el mundo sigue girando y yo corriendo. Espero, la próxima, llegar puntual al corazón de alguien. Mientras, a seguir vivendo.

Historias estúpidas

noviembre 26, 2008 en 10:42 pm | Publicado en blog, celibataire, coupling, idioteces, mujer, Perú, single, soltera, soltería | 18 comentarios

Este es un post al que he estado dando algunas vueltas para contar. Imagino que lo he hecho porque la mayoría de las cosas que escribiré me dejan mal parada. Pero como es mi pasado y como yo ando exorcizando a mis demonios de esta manera, es un must. Hoy, post día del Maltrato Contra la MUJER (esa, con mayúsculas) creo que todas las que hemos sido maltratadas de alguna u otra manera, nos merecemos la catarsis de decir o contar aquellas cosas que nos han hecho aquellos que han tenido el gusto (el suyo, no el nuestro) de pasar por nuestras vidas y haber intentado “amansarnos”. Yo, les agradezco, modestamente, el trabajo de aprendizaje. Sin ellos, aún seguiría creyendo en que “la bondad de los extraños”, en el amor eterno, en Hello Kitty y cosas así.

 

Tons, les doy las gracias mil a:

 

1.- A ese que se fue de mi casa, burlándose de mí, luego de haberme negado a tener sexo con él, en mi propia sala, mientras mis hermanos veían tele al costado. Imagino que la cachetada que le dí resultó una caricia de monja (esa era yo). Con él aprendí a estar anclada en mis decisiones. Gracias.

 

2.- A ese otro que se juraba el hombre más guapo del universo y que se burlaba de mis valores. Imaginaba que yo estaba con él por su cacharro y por su inteligencia. Otro que me acusaba de monja y que, en su febril pensamiento, soñó que, una vez casado con otra, yo le iba a hacer “la terapia”. Con él aprendí a ser prudente, pero no cojuda. Gracias.

 

3.- A ese otro que cada vez que se cruza conmigo, me trata de “vieja” para arriba, sólo porque tiene 10 años menos que yo, pero más “experiencia”. Hasta ahora debe estar alucinando que soy la misma estúpida que le escribía mis primeras poesías y que le compraba las tarjetas de fono, para que pudiera llamarme, porque no tenía plata… pobrecito. Con él aprendí a no dejarme apantallar por las opiniones de cualquiera. Soy la responsable de mis propios sentimientos … y hay menores que él, mucho más apetitosos y considerados. Gracias.

 

4.- A aquel que me enseñó lo peor de su género, sin decir más de 20 palabras en un solo encuentro. El disponía de mi tiempo, mi cuerpo y mi mente, cuando le pegaba la gana y un día me echó de su propio auto, sólo porque le dije que me sacaba la vuelta…Gracias a su talento, aprendí a entender mi cuerpo y sobre todo, entender mis motivaciones. Aprendí a autovalorarme. Desde que le dejé de ver, mi vida fue increíblemente buena. Muchísimas gracias.

 

5.- A otro que me hizo prestarle dinero y luego se ofendió cuando le quise cobrar. Acabó conmigo cuando yo le llamé a su fono. Comió y bebió en mi casa, sin ascos. Le abrí las puertas de mi casa y de mi corazón, cuando pensé que ya todo era finit para mi…por las puras, oe. Con él aprendí que no hay el hombre perfecto, sino “el soportable” y que soy capaz de tener una relación … casi normal, jajaja… Gracias, oe.

 

6.- A ese que le contaba a sus compañeros de trabajo que “estaba saliendo con una vieja que tenía plata” osea, yo. Era incapaz de pagar alguna cuenta y me miraba como si nada, cuando sacaba mi monedero. Sin embargo, con él aprendí más cosas que con el resto: lo agradable que es gritarle a un hombre (jajaja), dejarlo plantado en plena calle, irte de su depa cuando “el recién empieza” o tal vez, tirarle el fono o dejarlo esperar en el msn sólo porque sí…

 

7.- Y finalmente, al que yo creía el amor de mi vida: me enseñó que casi nunca es recíproco; que es verdad que los hombres no se dan cuenta de nada, a menos que se los hagas notar. También me enseñó que lo mejor que puedes hacer cuando un gran amor se caga, es largarte reeeelejos. Gracias, muchas.

 

 

Bueno, no son todos, pero son los trascendentales. Algunos me hicieron llorar lágrimas de sangre, mientras su más probable pensamiento fuera “la tengo comiendo en mi manooo” y era cierto. Yo me la pasaba pensando que no era lo suficientemente buena para merecer que me quisieran de verdad. Vivía soñando con el día con que todo cambiara y me miraran de verdad, cuando la verdad era que yo era una cojuda que les permitía semejante maltrato.  Señores, no les extraño. Ni una pizca. Es más, me parece increíble que sigan vivos: el mal regresa con rebote; tons es locazo que puedan levantarse a seguir pateando traseros, sin consecuencias fatales (al menos hasta donde recuerdo).  En tanto, hoy vi las fotos de uno de ellos en el feis, hecho una ballena…. la revancha ha empezado desde hace mucho…

 

Qué lindo. 

Historias estúpidas

noviembre 26, 2008 en 10:42 pm | Publicado en blog, celibataire, coupling, idioteces, mujer, Perú, single, soltera, soltería | Deja un comentario

Este es un post al que he estado dando algunas vueltas para contar. Imagino que lo he hecho porque la mayoría de las cosas que escribiré me dejan mal parada. Pero como es mi pasado y como yo ando exorcizando a mis demonios de esta manera, es un must. Hoy, post día del Maltrato Contra la MUJER (esa, con mayúsculas) creo que todas las que hemos sido maltratadas de alguna u otra manera, nos merecemos la catarsis de decir o contar aquellas cosas que nos han hecho aquellos que han tenido el gusto (el suyo, no el nuestro) de pasar por nuestras vidas y haber intentado “amansarnos”. Yo, les agradezco, modestamente, el trabajo de aprendizaje. Sin ellos, aún seguiría creyendo en que “la bondad de los extraños”, en el amor eterno, en Hello Kitty y cosas así.

 

Tons, les doy las gracias mil a:

 

1.- A ese que se fue de mi casa, burlándose de mí, luego de haberme negado a tener sexo con él, en mi propia sala, mientras mis hermanos veían tele al costado. Imagino que la cachetada que le dí resultó una caricia de monja (esa era yo). Con él aprendí a estar anclada en mis decisiones. Gracias.

 

2.- A ese otro que se juraba el hombre más guapo del universo y que se burlaba de mis valores. Imaginaba que yo estaba con él por su cacharro y por su inteligencia. Otro que me acusaba de monja y que, en su febril pensamiento, soñó que, una vez casado con otra, yo le iba a hacer “la terapia”. Con él aprendí a ser prudente, pero no cojuda. Gracias.

 

3.- A ese otro que cada vez que se cruza conmigo, me trata de “vieja” para arriba, sólo porque tiene 10 años menos que yo, pero más “experiencia”. Hasta ahora debe estar alucinando que soy la misma estúpida que le escribía mis primeras poesías y que le compraba las tarjetas de fono, para que pudiera llamarme, porque no tenía plata… pobrecito. Con él aprendí a no dejarme apantallar por las opiniones de cualquiera. Soy la responsable de mis propios sentimientos … y hay menores que él, mucho más apetitosos y considerados. Gracias.

 

4.- A aquel que me enseñó lo peor de su género, sin decir más de 20 palabras en un solo encuentro. El disponía de mi tiempo, mi cuerpo y mi mente, cuando le pegaba la gana y un día me echó de su propio auto, sólo porque le dije que me sacaba la vuelta…Gracias a su talento, aprendí a entender mi cuerpo y sobre todo, entender mis motivaciones. Aprendí a autovalorarme. Desde que le dejé de ver, mi vida fue increíblemente buena. Muchísimas gracias.

 

5.- A otro que me hizo prestarle dinero y luego se ofendió cuando le quise cobrar. Acabó conmigo cuando yo le llamé a su fono. Comió y bebió en mi casa, sin ascos. Le abrí las puertas de mi casa y de mi corazón, cuando pensé que ya todo era finit para mi…por las puras, oe. Con él aprendí que no hay el hombre perfecto, sino “el soportable” y que soy capaz de tener una relación … casi normal, jajaja… Gracias, oe.

 

6.- A ese que le contaba a sus compañeros de trabajo que “estaba saliendo con una vieja que tenía plata” osea, yo. Era incapaz de pagar alguna cuenta y me miraba como si nada, cuando sacaba mi monedero. Sin embargo, con él aprendí más cosas que con el resto: lo agradable que es gritarle a un hombre (jajaja), dejarlo plantado en plena calle, irte de su depa cuando “el recién empieza” o tal vez, tirarle el fono o dejarlo esperar en el msn sólo porque sí…

 

7.- Y finalmente, al que yo creía el amor de mi vida: me enseñó que casi nunca es recíproco; que es verdad que los hombres no se dan cuenta de nada, a menos que se los hagas notar. También me enseñó que lo mejor que puedes hacer cuando un gran amor se caga, es largarte reeeelejos. Gracias, muchas.

 

 

Bueno, no son todos, pero son los trascendentales. Algunos me hicieron llorar lágrimas de sangre, mientras su más probable pensamiento fuera “la tengo comiendo en mi manooo” y era cierto. Yo me la pasaba pensando que no era lo suficientemente buena para merecer que me quisieran de verdad. Vivía soñando con el día con que todo cambiara y me miraran de verdad, cuando la verdad era que yo era una cojuda que les permitía semejante maltrato.  Señores, no les extraño. Ni una pizca. Es más, me parece increíble que sigan vivos: el mal regresa con rebote; tons es locazo que puedan levantarse a seguir pateando traseros, sin consecuencias fatales (al menos hasta donde recuerdo).  En tanto, hoy vi las fotos de uno de ellos en el feis, hecho una ballena…. la revancha ha empezado desde hace mucho…

 

Qué lindo. 

El infierno a pedido

noviembre 17, 2008 en 10:35 pm | Publicado en blog, idioteces, mujer, Perú, soltera, writing | 3 comentarios

imagen de aquí


Mi fin de semana ha sido de pesadilla. Desde el viernes hasta las primeras horas de hoy.  Se supone que éste es mi mes y un chorro de pensamientos positivos, como los que cuenta la gorda que lee las cartas en visión 20.

Tons, pese a mis autopastillas para la moral (calistenia includded) y mis mejores deseos, mi fin de semana fue de mierda.  Desde lo que soñé el mismo viernes en la mañana, la visita a cierta embajada al día siguiente y despertarme el día domingo (incluso antes de que me despertaran los alaridos religiosos de la iglesia evangélica, cuya espalda da directamente hacia mi ventana) para salir corriendo a cargar a una tía que pesa 100 kg (eso incluye, levantarle el calzón cada vez que iba al baño), contando con que hoy por poco no logro recuperar un documento que “supuestamente” tomaba dos días tramitarlo, pero a mí me ha tomado casi 15…

“En el Perú, lo único predecible es que todo es impredecible”, fue lo que yo había escuchado por ahí y eso iba repitiendo,  en voz baja, mientras caminaba por las calles de Miraflores, el sábado; enchompada y con un sol que derretía aceras…el domingo lo repetía, cuando llamaba a los bomberos, para que me ayudaran con la tía gorda, porque a mí me estaba por salir una hernia que me llamaría “mamá”.

Lo único, lo imponderable, pues. No importa cuánto prevengas, de alguna manera, lo impredecible te va a agarrar con los pantalones abajo. Tu soberana cara de idiota te acompaña, para aprender (y conformarte) que, aunque exista un Plan A, B, C… H, igual es.  Tons, lo mejor para curarse un mal fin de semana del pedo es reflexionar que hay que hacer planes para lo impredecible, también. 

Sinceramente, eso me hará caer el cabello, con ganas. Este FDS fue un preview de mi propio infierno.

Hay más qué decir pero tengo que irme. Maybe tomorrow.

Post para el week-end

noviembre 7, 2008 en 11:18 pm | Publicado en amor, blog, celibataire, hits, mujer, musica, soledad, soltera, vida, writing | Deja un comentario

Un modo de amanecer abrazada a mi almohada, soñando con el amor. Gracias, Caetano.


Buen fin de semana.

Solas a los 30s

noviembre 6, 2008 en 10:32 pm | Publicado en cine, dinero, familia, hits, love, mujer, otras webs, pareja, single, soledad, soltera, soltería, vida, writing | 17 comentarios


La “Doña“, claro representante de que a los 30s y más, una se la puede pasar de película. Lo saqué de aquí.

Teniendo en cuenta lo traumático que puede ser para las mujeres (más si son latinas) el entrar (y probablemente salir) de esta década, es bueno que sepan las ventajas de vivirla, en pleno siglo XXI. Hace poco menos de 40 años, estábamos condenadas a ser un esterotipo, mismo Happy Days. Sin quemar mis brasieres en el caño (caracho, los necesito, ok?), he elaborado la lista que ahí les va.

  

         Duermes del lado de la cama que te pega la gana.

         Comes lo que quieres, a la hora que quieres y donde sea.

         Vas a ver la peli que se te antoje, llegas al horario que se te antoje y comes todo lo que se te pueda ocurrir. No te haces bolas por el tipo de pela que vas a ver y no te interesa buscar “asientos conjuntos”

         No tienes que parecer una barbie para irte a chambear. Basta con que tu ropa esté limpia y te sientas cómoda.

         No tienes que conjugar tus horarios para “atenderlo”

         No tienes que “atender” a nadie.

         No tienes que darle explicaciones a nadie sobre lo que haces con tu tiempo

         Te libras de conocer a “sus amigos” y esforzarte por caerles bien.

         Cero angustias por un “yo te llamo” y que no lo haga nunca. Es más, te das el lujo de prometer que llamarás y nunca lo haces.

         Cero angustias por “¿qué fue exactamente lo que me quiso decir?” cuando lo más probable es que sea justo lo mismo que dijo.

         Tus rollos de la panza se te salen amablemente  y no hay nadie que te los quiera pellizcar, en plan sexy.

         Exploras todas tus cavidades sin dar asco al otro.

         Te cagas de risa de las parejas cariñosas.

         Te compadeces tiernamente de las parejas feas.

         Cenas lo que te provoque, en un sitio cool.

         Sonríes contenta mientras la gente de la mesa de al lado siente recontrapena por ti: los tristes son ellos, que no entienden que este es el siglo XXI y no has nacido pegada a nadie.

         No buscas empatizar con la gente, cuando das tu opinión.

         Eres dueña de tu cuerpo, de tu plata y de tu mente.

         Puedes llorar a moco tendido por un comercial de tele y cagarte de risa por una peli porno.

         Fantaseas sexualmente con todos los hombres del mundo, sin dolor de conciencia.

         Dado que ya sabes la importancia del lenguaje corporal, sabes que NO DANDO NINGUNA SEÑAL es la justa manera de atrapar a las moscas. Ergo, te regodeas en aparentar que nada te interesa.

         El sexo casual se convierte en eso mismo, para susto del occiso (¿Queee? ¿Ya te vas?? ¿Porqueeee??!!)

         No te conquista una mirada bonita (ni muchas cosas más), sino la capacidad para sostener una conversa inteligente por más de 10 minutos.

         No te ilusionas simplona y visiblemente. Lo haces en silencio y te toma 10 minutos, luego de los cuales, vuelves a la normalidad.

         Empiezas a tener una respuesta para todo.

         Los hombres jóvenes te encuentran fascinante por lo anterior.

         Los hombres mayores o iguales te encuentran peligrosa, por lo mismo.

         Tus padres aprecian tu opinión.

         Finalmente, descubres que la felicidad no es más que la capacidad para disfrutar el presente, y estar consciente de ello.

 

Lo digo con conocimiento de causa. Cumplo 39 el domingo.

Pd. Chucky me dice “te he hecho un regalo con mis propias manos”. Ay, yo la quiero, pero a veces hace cosas bien torrejas. Le he pedido que me compre un kg de pan roseta, a cambio. Casi llora. Bueno, entonces, regalo que ha hecho + pan rosetta o un baguette recién horneado. Un regalo simple, útil y efectivo. Qué rara que soy.


Del Pedo

octubre 13, 2008 en 6:20 pm | Publicado en blog, idioteces, otras webs, soltera, soltería, tele | 2 comentarios

La mella, cómo me llega la burocracia. Ni cuando he sido parte de ella la he aguantado. Es, actualmente, el epítome del neollevafacilismo laboral. Gente que alucina que vive en el siglo XIX y que piensa que ya puede jubilarse haciendo lo mismo (a veces, nada) y sacando de quicio al respetable.

 

Recuerdo que conocí a un patita cuya única chamba era sellar papeles. Entraba a las 8:30 am y salía a las 6:00pm, puntualmente. Su  trabajo se iniciaba a  eso de las 10:am. (luego de su segundo desayuno, mismo Hobbit). A las 12:30 ya dejaba de trabajar, porque le tocaba “prepararse para almorzar” y eso sucedía de 1 a 2pm. Sin embargo, empezaba a atender a las 3pm, porque a hasta esa hora estaba “reposando el almuerzo”. De ahí quedaban únicamente 2 horas de trabajo efectivo, porque cerraba el kiosco a las 5:00pm, con el fin de poder salir puntual a las 6pm. Malas lenguas decían que se paraba frente al reloj de salida, a contar en cuenta regresiva…Sacando la cuenta, trabajaba  algo como cuatro horas y media. Por supuesto, estaba nombrado, tenía todos sus beneficios sociales y ganaba más que yo.

 

Y nada, cuento esto porque la burocracia no es un producto exclusivo del estado. Cualquier institución o negocio, que tenga pelmazos que atienden al público, desanimándolo de usar sus servicios o maltratándolos, merece quebrar.

 

Me estoy pasando 4 meses en la espera de un documento que –según los procedimientos normales- requiere  quince días. ¿Motivo? La constante incompetencia de los funcionarios de una universidad de la que intento graduarme. Por supuesto que no pueden darme un motivo exacto, para terminar con la consabida frase “no nos llame, nosotros la llamaremos”. Yeah, right. Esto es la lógica conclusión de un pésimo servicio (aunque mi jefe insista en decir que los alumnos y las universidades no tengan la relación cliente-servicio, yo insisto) que he sufrido durante casi 4 años y  desde el examen de admisión. Me recuerdo a mí misma, gritando histérica en la entrada de la universidad, furiosa al borde del ataque de nervios, porque se habían equivocado de indicarme la sede en la que debía dar mi examen y a nadie le interesaba indicarme cómo resolver el problema. También, cuando tuve que llevar un curso dos veces, porque la incompetente administración se equivocó al corregir un examen final, o tal vez cuando tuve que repetir otro curso porque “se perdió” mi trabajo final, que me había demorado 2 meses en hacer…

 

No veo el día en el que tenga mis “cartones” en las manos, para mandarlos a la mierda. Son lo peor, pero me hago la cojuda, porque necesito esos documentos.

 

 

Vaya Semanita, un sorprendente (e hilarante) programa vasco de parodias, hace caldo de cerebro y alucina cómo sería el mundo si todo se manejara burocráticamente.

Otro sí.-No hay duda que el dinero “embellece”. Yo no sé que le ven a ese delincuente de Leon Alegría (fugado, encima). Hasta mi vieja me ha salido con que le parece atractivo. Bueno, ella se está recuperando de una operación de cataratas…Pero el resto de chamacotas que se ha empujado ese tipejo, son para psiquiatra. O tal vez debe ser inolvidable subirse a carros de lujo y pasear por Venecia… Oh, yo quiero uno así, pero sin “prestaciones”. XD

« Página anteriorPágina siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.