Posteo de Año Nuevo

diciembre 30, 2008 en 10:08 pm | Publicado en blog, boys, celibataire, chamba, cine, coupling, deportes, dinero, meme, mujer, musica, otras webs, Perú, single, soledad, soltera, soltería, tele, vida, writing | 7 comentarios

Generalmente me paso de largo estas fechas en el blog (el año pasado sólo escribí algo sobre la navidad, creo) y aburridamente escribo mis resoluciones de año nuevo en mi bitácora personal, que reviso diligentemente para decir, “caray, no me acordaba que había escrito eso” y como dicen por ahí, chimpumpantortillaspapas, encogerme de hombros y plantearme otras nuevas metas, pero igual de inútiles que los anteriores.

Este año mejor no planeo nada (ya tengo demasiados pendientes como para agregarle harina al asunto). Más bien, en lugar de resoluciones, planto mis deseos para el 2009…no es un ranking, pero creo que están todos… para cosas globales, mejor consulten a Pepi Patrón.

1) Que mi hermana (a) La Negra, reaprenda a cocinar. La verdad que este año nos ha torturado con su onda vegetariana, vesdística y sinceramente incomible. ¿Dónde quedó la muchacha que hacía tan rico Cau Cau, la Causa de pollo y el guisito Norteño?? Debe estar en trance, intentando averiguar recetas sin carne, en sus otras encarnaciones.

2) Que mi sobrina (a) Chucky, deje las cosas que agarra, en el sitio original. Es posible saber su rastro por un lugar, por el tiradero que deja. Digna hija de la Negra… ah, y que aprenda la tabla de multiplicar y las reglas de ortografía antes de llegar a la secundaria…

3) Que mi tía Margot – que pesa como 160 kg y que sólo sueña con la siguiente comida- llame a los bomberos antes que a mí, cuando se haya resbalado y no pueda levantarse. Juro que me tendrá que ver un kiropráctico, porque aún me duelen las junturas, de intentar ponerla de pie. Además los bomberos son más rápidos que yo.

4) Que Pedrito (el marido de Chochi) nos entable una conversa-disertación de 3 horas y media, que nada le cuesta; en lugar de pasársela muriendo de risa cada vez que nos reunimos. Digo, ¿somos tan graciosos, oie?

5) Que Chochi logre que Pedro sea capaz de quedarse hasta el final de una reuna – té de tías, sin querer saltar de un balcón, al vacío.

6) Que el tiempo me alcance para tener más reunas con mis amigos. Soy una amiga cometa, también, Milton.

7) Que el webmaster de mi oficina, ordene su escritorio de una puta vez, sin que yo tenga que estar haciéndole insinuaciones sobre el tiradero que tiene… pero sobre todo, que este año nuevo, pueda dormir (es padre primerizo de gemelos y tiene unas ojeras de mapache), ¡pero NO en horario de oficina!.

8) Que mi madre piense positivamente sobre todo lo que le ocurra. Su madre era sabia para eso, qué tal mujer. Que atraiga lo bueno, hablando sobre lo bueno. Al comienzo, parece psicótico (bonitoooo, todo me parece bonitoooo) pero luego funciona.

9) Que mi padre deje su estancia en Melmac y que de cuando en cuando, nos escuche una conversa completa. Qué fastidio es tener que explicarle todo de nuevo, sólo porque está más al pendiente del episodio del Gran Chaparral que de esa horrible erupción que le salió en el brazo a mi vieja…

10) Que mi hermano y su pareja se acuerden que somos parte de su familia. Dear, es inevitable, forever and ever y etc. Salvo que él quiera cambiar de apellido, que es algo que siempre dijo que haría al graduarse, cuando estaba en sus teens…

11) Que el ambiente laboral de mi trabajo mejore, solamente. Que el diálogo prevalezca y que sigamos chambeando como una maquinaria recién engrasadita. Que las trabas desaparezcan y podamos demostrar de qué estamos hechos. Yujuuuu!

12) Que mi jefe sea espontáneo y haga los trámites para que me aumenten el sueldo, sin que yo se lo pida. Que haga lo mismo para mis chacales.

13) Que el Pen Club Perú me postule al Novel (caray, es broma) y que este año que viene SI pueda publicar el dichoso poemario que se está hongueando en un cajón.

14) Que no existan atolladeros en Lima Norte. Que no parezca un viaje interprovincial ir desde Los Olivos hasta Miraflores.

15) Que en los cines de Lima Norte se puedan ver las mismas pelas que los de Miraflores, en idioma original. Ke no suban los combos.

16) Que la gente de Lima sea más limpia, menos hipócrita y más puntual.

17) Que Castañeda baje en las encuestas. Me siento en una realidad alterna, donde nadie se da cuenta de la jugada de este inútil.

18) Que Alan García quede con los mismos márgenes de popularidad que Toledo al irse, a ver cómo le cambia la cara de idiota que tiene.

19) Que se haga una bienal de Arte en Lima, como las de antes. Que me dejen exponer en ella (esa sí no es broma).

20) Que El Comercio aterrice, porque últimamente sólo está sirviendo para envolver tamales. Que se abstenga de decir qué es culturoso y qué no. Que deje de lamerle el culo al gobierno de turno.

21) Que el poder de los Bloggers suba como la espuma, pero no se desvanezca como ella. Que eso no los envanezca.

22) Que me saque la Tinka antes de fin de verano. Ya tengo dispuesto en qué lo gasto y hasta quién irá a cobrar mi boleto…

23) Que mi dentista no me saque la mugre, este verano. Me ha hecho llorar en todos los idiomas, de dolor y financieramente.

24) Que la iglesia evangélica que está a la espalda de mi casa, se mude para otro lado (opuesto en la ciudad) y que los vecinos dejen de escoger las 3am para charlar y chancar lata. Ya estoy harta de gritar como una enajenada una madrugada sí y otra también.

25) Que el sexo opuesto se avispe. Digo, una aquí la cosa está bien aburrida, oe. ¿Dónde los atrevidos, los siempre listos (mismo scouts), los que nunca se rinden? ¿Sigue siendo el pollo con hormonas? ¿El agua tratada? ¿Es porque Perú nunca va a un mundial? (y eso me lleva a …)

26) Que el fútbol perucho y toda su parafernalia, salga del hoyo o se vaya a la mismísima mierda de una vez. No es posible que el ejemplar masculino peruano se convierta en una suerte de tullido mental cada vez que estos losers salen a perder en cualquier cancha y peor, justificarse de infame manera. Piedad (ahora estoy de rodillas) Señor: mándalos a un mundial o haz que las mujeres procreen mismo Virgen María, porque la verdad es que es un desperdicio de genes ver a tanto tarado. Amén.

27) Que los sueños nos sigan encontrando. No nosotros a ellos, ellos a nosotros. Que nos despierten, sonrientes, nos abracen, nos halaguen, nos terminen amando. Somos ganadores -y aquí me acuerdo esa historia que somos el producto de un espermatozoide poderoso, que cruzó la barrera, entre millones de otros que jamás llegaron (seee, cursi Miguel Angel Cornejo dixit, pero es la neta)- tons, merecemos el mundo entero, si es posible.

Luego, me ha salido una lista larga. Pero creo que lo vale. No pudo ser menos, pero pudo ser más. Un beso y un abrazo para los que postean, para los que leen en silencio, para los que joden, para los que se cagan de risa (y luego me lo cuentan), para los que recién llegan, para los que les pareció torreja y para los que son buenos leyendo entre líneas. Estamos siempre. Es una adicción.

Feliz Año.

Anuncios

Diciembre Infernal

diciembre 9, 2008 en 1:35 pm | Publicado en blog, boys, celibataire, coupling, fomento de la lectura, fotos, idioteces, mujer, Perú, soltera, soltería | 3 comentarios

Este fin de semana ha estado bastante surtido. Mucha actividad extracurricular (que incluyó cocinar un par de cuyes) y sufrir del estress de weekend que ataca cuando quieres ir al Mercado Central a comprar un par de waas, a chequear la chamba en la Feria del Libro Ricardo Palma…

 

Lima Centro: Horrible oye. Si tienes mucha urgencia, buenas zapatillas (para correr tras el choro o huyendo), sóplate el viaje. Sugiero que hagas tu lista de compras, calculando dónde se puede comprar y cuánto quieres gastar; y vayas en grupo, porque aunque hay serenazgo, la cantidad de gente es infernal y por ahí que te puedes perder… Me la pasé caminando toda Mesa Redonda, en el afán (ajeno) de encontrar la “mejor oferta”, lo cual es cuasi imposible, porque todos los vendedores se han puesto de acuerdo, para terminar comprando en el primer lugar en el que preguntamos. Aún me duelen los pies.

 

 

Miraflores y Feria del Libro Ricardo Palma: Qué te puedo decir… Miraflores es el nuevo centro de Lima, pero de una ciudad alterna, la que hubiéramos podido ser. Un amigo británico me dijo que detestaba esta parte de la ciudad, porque era lo menos “Lima” de Lima. Imagino que es la cantidad de turistas, los KFC. McDonalds, Starbucks y etc., por todos lados o tal vez, la ausencia (no tanto, tampoco) de los “verdaderos peruanos” (Alan dixit). Ejem, ejem… para que no se sientan mal (y en parte por todo el roche de los Malditos de Larcomar) han aparecido sendos letreritos caletas en las puertas de Saga Falabella:


 

Mmm ya.  Igual no me lo creo.

 

En la Feria del Libro Ricardo Palma, todo va…  como va. No está la editorial Norma y hay varios stands de libros tontos y caros, encima. El más lleno, el de los libros usados, Aleph. Por cierto, se agotó el libro de Fernando Vivas… Ninguna novedad, salvo el usual desfile de vacas sagradas; el viernes ví a Thays (qué terrible, casi sin pelo y resistiéndose al rape) y el domingo estaba desfilando (como siempre) Alonso Cueto & friends. Preferí quedarme con las chicas del Pen Club. Estuvo surtido y han mostrado su blog poetico (el que no encuentro). En el interin, les dejo con este.

 

Otro sí: Ligue de navidad.  Mujer caminando agitada rumbo al Mercado Central, por la calle lateral de la Catedral. Hombre que camina al costado y que intenta abordarla…

 

         ¡Qué hermosas son las mujeres peruanas!

         Esteee, gracias…

–      No soy de aquí, ¿sabe?

–      ¿Ah, no?  ¿de dónde es usted? -la mujer camina casi corriendo, para perderlo, mientras le mira de reojo.

         De Chiclayo.

         ¡!!

         Es que me siento solito… no conozco a nadie…

         No se preocupe, va a conocer harta gente… ¡guardiaaaa!!

 

Lo dicho, los peruanos no saben ni ligar. 

Esa maldita costumbre.

diciembre 4, 2008 en 2:58 pm | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, coupling, familia, idioteces, mujer, pareja, single, soledad, soltera, soltería, vida, writing | 10 comentarios

imagen de aqui

Cierro la puerta y me quedo mirando la tele. Dan una pela torreja, con Capulina y yo me siento a pensar rápidamente, en todo lo que me acaban de comentar.

Guapo, barbudo, ojos de sol. Me pilló cuando yo estaba haciendo escándalo, gritando alborotada de alegría, por un trabajo bien hecho. Un haz de frío me congeló la acción y el alborozo cambió por un rubor espantoso, que no pude disimular y que me trajo, en viaje al tiempo, a unos 20 años atrás, cuando aún podía sucederme que la presencia de alguien podría hacer aquello.

Luego de eso, un par de encuentros casuales por las instalaciones, yo muerta de vergüenza, él… imagino que asombrado de mi cara de susto. Nadie me pudo decir su nombre, ni qué hacía –eso lo presumía yo- ni hasta cuándo estaría merodeando como un alma en pena, por aquí.

Tons, yo, que he sido súper alpinchista y que antes “hacía que las cosas ocurrieran”, no hice absolutamente nada y me llené de trabajo, pretextos y justificaciones. Nunca me enteré que me estaba esperando. Se sentaba, aburrido, a esperar que me acercara. Nunca más nos vimos.

De casualidad, me contaron que se ha ido a Afganistán (tmre, sale de lo imaginable, jaja), que ahora sí, finalmente se comprometió con otra. Si existe una ley de murphy del amor, creo que todo lo torreja y probablemente malo ya me ha pasado. Cierro el punto con este último incidente.

Ergo, me ratifico con el asunto de que tengo un problema de puntualidad sentimental. Suelo llegar demasiado temprano, demasiado tarde o probablemente, no llego. Una vez más, una vez más…

Pero sigo pensando que, si algo ha de ser (mi propia existencia indica que es posible), será aunque me encuentre al borde de la muerte. Tengo penita, entonces; pero el mundo es mi catálogo, el amor puede aparecer, regio, en cualquier momento.

Ciao, Renzo.

Epílogo: No, no se llama Renzo. No, tampoco pondré su nombre verdadero. Sí, luego de que me dieron su mail, estuve dándole vueltas al asunto y terminé escribiéndole (con la ligera esperanza de que no lo recibiera, porque el roche es grande). Luego, respondió casi al toque. Ha prometido pasar por aquí, aunque como premio consuelo, peor es nada. Luego, esta poesía SI es para él. Lo siento, ando depre, pero el mundo sigue girando y yo corriendo. Espero, la próxima, llegar puntual al corazón de alguien. Mientras, a seguir vivendo.

Historias estúpidas

noviembre 26, 2008 en 10:42 pm | Publicado en blog, celibataire, coupling, idioteces, mujer, Perú, single, soltera, soltería | Deja un comentario

Este es un post al que he estado dando algunas vueltas para contar. Imagino que lo he hecho porque la mayoría de las cosas que escribiré me dejan mal parada. Pero como es mi pasado y como yo ando exorcizando a mis demonios de esta manera, es un must. Hoy, post día del Maltrato Contra la MUJER (esa, con mayúsculas) creo que todas las que hemos sido maltratadas de alguna u otra manera, nos merecemos la catarsis de decir o contar aquellas cosas que nos han hecho aquellos que han tenido el gusto (el suyo, no el nuestro) de pasar por nuestras vidas y haber intentado “amansarnos”. Yo, les agradezco, modestamente, el trabajo de aprendizaje. Sin ellos, aún seguiría creyendo en que “la bondad de los extraños”, en el amor eterno, en Hello Kitty y cosas así.

 

Tons, les doy las gracias mil a:

 

1.- A ese que se fue de mi casa, burlándose de mí, luego de haberme negado a tener sexo con él, en mi propia sala, mientras mis hermanos veían tele al costado. Imagino que la cachetada que le dí resultó una caricia de monja (esa era yo). Con él aprendí a estar anclada en mis decisiones. Gracias.

 

2.- A ese otro que se juraba el hombre más guapo del universo y que se burlaba de mis valores. Imaginaba que yo estaba con él por su cacharro y por su inteligencia. Otro que me acusaba de monja y que, en su febril pensamiento, soñó que, una vez casado con otra, yo le iba a hacer “la terapia”. Con él aprendí a ser prudente, pero no cojuda. Gracias.

 

3.- A ese otro que cada vez que se cruza conmigo, me trata de “vieja” para arriba, sólo porque tiene 10 años menos que yo, pero más “experiencia”. Hasta ahora debe estar alucinando que soy la misma estúpida que le escribía mis primeras poesías y que le compraba las tarjetas de fono, para que pudiera llamarme, porque no tenía plata… pobrecito. Con él aprendí a no dejarme apantallar por las opiniones de cualquiera. Soy la responsable de mis propios sentimientos … y hay menores que él, mucho más apetitosos y considerados. Gracias.

 

4.- A aquel que me enseñó lo peor de su género, sin decir más de 20 palabras en un solo encuentro. El disponía de mi tiempo, mi cuerpo y mi mente, cuando le pegaba la gana y un día me echó de su propio auto, sólo porque le dije que me sacaba la vuelta…Gracias a su talento, aprendí a entender mi cuerpo y sobre todo, entender mis motivaciones. Aprendí a autovalorarme. Desde que le dejé de ver, mi vida fue increíblemente buena. Muchísimas gracias.

 

5.- A otro que me hizo prestarle dinero y luego se ofendió cuando le quise cobrar. Acabó conmigo cuando yo le llamé a su fono. Comió y bebió en mi casa, sin ascos. Le abrí las puertas de mi casa y de mi corazón, cuando pensé que ya todo era finit para mi…por las puras, oe. Con él aprendí que no hay el hombre perfecto, sino “el soportable” y que soy capaz de tener una relación … casi normal, jajaja… Gracias, oe.

 

6.- A ese que le contaba a sus compañeros de trabajo que “estaba saliendo con una vieja que tenía plata” osea, yo. Era incapaz de pagar alguna cuenta y me miraba como si nada, cuando sacaba mi monedero. Sin embargo, con él aprendí más cosas que con el resto: lo agradable que es gritarle a un hombre (jajaja), dejarlo plantado en plena calle, irte de su depa cuando “el recién empieza” o tal vez, tirarle el fono o dejarlo esperar en el msn sólo porque sí…

 

7.- Y finalmente, al que yo creía el amor de mi vida: me enseñó que casi nunca es recíproco; que es verdad que los hombres no se dan cuenta de nada, a menos que se los hagas notar. También me enseñó que lo mejor que puedes hacer cuando un gran amor se caga, es largarte reeeelejos. Gracias, muchas.

 

 

Bueno, no son todos, pero son los trascendentales. Algunos me hicieron llorar lágrimas de sangre, mientras su más probable pensamiento fuera “la tengo comiendo en mi manooo” y era cierto. Yo me la pasaba pensando que no era lo suficientemente buena para merecer que me quisieran de verdad. Vivía soñando con el día con que todo cambiara y me miraran de verdad, cuando la verdad era que yo era una cojuda que les permitía semejante maltrato.  Señores, no les extraño. Ni una pizca. Es más, me parece increíble que sigan vivos: el mal regresa con rebote; tons es locazo que puedan levantarse a seguir pateando traseros, sin consecuencias fatales (al menos hasta donde recuerdo).  En tanto, hoy vi las fotos de uno de ellos en el feis, hecho una ballena…. la revancha ha empezado desde hace mucho…

 

Qué lindo. 

Historias estúpidas

noviembre 26, 2008 en 10:42 pm | Publicado en blog, celibataire, coupling, idioteces, mujer, Perú, single, soltera, soltería | 18 comentarios

Este es un post al que he estado dando algunas vueltas para contar. Imagino que lo he hecho porque la mayoría de las cosas que escribiré me dejan mal parada. Pero como es mi pasado y como yo ando exorcizando a mis demonios de esta manera, es un must. Hoy, post día del Maltrato Contra la MUJER (esa, con mayúsculas) creo que todas las que hemos sido maltratadas de alguna u otra manera, nos merecemos la catarsis de decir o contar aquellas cosas que nos han hecho aquellos que han tenido el gusto (el suyo, no el nuestro) de pasar por nuestras vidas y haber intentado “amansarnos”. Yo, les agradezco, modestamente, el trabajo de aprendizaje. Sin ellos, aún seguiría creyendo en que “la bondad de los extraños”, en el amor eterno, en Hello Kitty y cosas así.

 

Tons, les doy las gracias mil a:

 

1.- A ese que se fue de mi casa, burlándose de mí, luego de haberme negado a tener sexo con él, en mi propia sala, mientras mis hermanos veían tele al costado. Imagino que la cachetada que le dí resultó una caricia de monja (esa era yo). Con él aprendí a estar anclada en mis decisiones. Gracias.

 

2.- A ese otro que se juraba el hombre más guapo del universo y que se burlaba de mis valores. Imaginaba que yo estaba con él por su cacharro y por su inteligencia. Otro que me acusaba de monja y que, en su febril pensamiento, soñó que, una vez casado con otra, yo le iba a hacer “la terapia”. Con él aprendí a ser prudente, pero no cojuda. Gracias.

 

3.- A ese otro que cada vez que se cruza conmigo, me trata de “vieja” para arriba, sólo porque tiene 10 años menos que yo, pero más “experiencia”. Hasta ahora debe estar alucinando que soy la misma estúpida que le escribía mis primeras poesías y que le compraba las tarjetas de fono, para que pudiera llamarme, porque no tenía plata… pobrecito. Con él aprendí a no dejarme apantallar por las opiniones de cualquiera. Soy la responsable de mis propios sentimientos … y hay menores que él, mucho más apetitosos y considerados. Gracias.

 

4.- A aquel que me enseñó lo peor de su género, sin decir más de 20 palabras en un solo encuentro. El disponía de mi tiempo, mi cuerpo y mi mente, cuando le pegaba la gana y un día me echó de su propio auto, sólo porque le dije que me sacaba la vuelta…Gracias a su talento, aprendí a entender mi cuerpo y sobre todo, entender mis motivaciones. Aprendí a autovalorarme. Desde que le dejé de ver, mi vida fue increíblemente buena. Muchísimas gracias.

 

5.- A otro que me hizo prestarle dinero y luego se ofendió cuando le quise cobrar. Acabó conmigo cuando yo le llamé a su fono. Comió y bebió en mi casa, sin ascos. Le abrí las puertas de mi casa y de mi corazón, cuando pensé que ya todo era finit para mi…por las puras, oe. Con él aprendí que no hay el hombre perfecto, sino “el soportable” y que soy capaz de tener una relación … casi normal, jajaja… Gracias, oe.

 

6.- A ese que le contaba a sus compañeros de trabajo que “estaba saliendo con una vieja que tenía plata” osea, yo. Era incapaz de pagar alguna cuenta y me miraba como si nada, cuando sacaba mi monedero. Sin embargo, con él aprendí más cosas que con el resto: lo agradable que es gritarle a un hombre (jajaja), dejarlo plantado en plena calle, irte de su depa cuando “el recién empieza” o tal vez, tirarle el fono o dejarlo esperar en el msn sólo porque sí…

 

7.- Y finalmente, al que yo creía el amor de mi vida: me enseñó que casi nunca es recíproco; que es verdad que los hombres no se dan cuenta de nada, a menos que se los hagas notar. También me enseñó que lo mejor que puedes hacer cuando un gran amor se caga, es largarte reeeelejos. Gracias, muchas.

 

 

Bueno, no son todos, pero son los trascendentales. Algunos me hicieron llorar lágrimas de sangre, mientras su más probable pensamiento fuera “la tengo comiendo en mi manooo” y era cierto. Yo me la pasaba pensando que no era lo suficientemente buena para merecer que me quisieran de verdad. Vivía soñando con el día con que todo cambiara y me miraran de verdad, cuando la verdad era que yo era una cojuda que les permitía semejante maltrato.  Señores, no les extraño. Ni una pizca. Es más, me parece increíble que sigan vivos: el mal regresa con rebote; tons es locazo que puedan levantarse a seguir pateando traseros, sin consecuencias fatales (al menos hasta donde recuerdo).  En tanto, hoy vi las fotos de uno de ellos en el feis, hecho una ballena…. la revancha ha empezado desde hace mucho…

 

Qué lindo. 

Cosas que se aprenden

noviembre 13, 2008 en 3:35 pm | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, coupling, love, otras webs, pareja, Perú, politica | 1 comentario

foto de aquí

Hace unos años, un ex vivía obsesionado con mis pies. Me parecía divertido y algo pervertido. Las cosas quedaron ahí -en parte por que terminamos- y me quedé pensando en las muchas maneras (simples y a veces tontas) cómo se estimula la sexualidad del ser humano.


Ahora, lo cool es el shoeplay. Se los puedo postear, luego de dar rodeos por internet: la gente de Soporte Técnico (de mi chamba) ha bloqueado todos los accesos… ahhhh ellos están mejor enterados que yo.

A cuántos tipos hemos estado haciendo sufrir… XD

En otras noticias: Ese pelón delincuente tiene en vilo a la prensa, con eso de que se entrega o que no. ¿Tan buenos padrinos tiene, que ni con recompensa lo pueden pillar? Un asco. Muero por encontrarmelo y ganarme el bille, aunque me ofrezca matri. Ni que las hipnotizara, oe.

Poniéndolas en evidencia

noviembre 3, 2008 en 10:15 pm | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, coupling, familia, idioteces, pareja | 8 comentarios

Imagen de aquí

He estado dando vueltas a este Topic hace ya un tiempo. Esta es mi modesta contribución científica en la búsqueda de la comprensión femenina (si no han leído a Esther Villar, pues piñas) y con este post me gano una sentencia a muerte, mismo Islam.

1.- Las mujeres siempre se dan cuenta de todo primero. Siempre. Al llegar a algún lugar público, hacen su conteo de posibilidades y eligen, teniendo en cuenta ciertos factores como: Disponibilidad (de ella o el futuro occiso), apariencia y apetecibilidad de la víctima, estadísticas sobre el éxito de la empresa en cuestión y el tiempo disponible para tal fin. Todo esto puede tomar – en el peor de los casos- unos 5 segundos. Luego, sólo las muy talentosas logran que él crea que las ha visto primero. El resto de fulanas se tiene que conformar con tirar el pañuelo, a ver si él pobre canijo lo localiza en el piso. Lo que me lleva al punto siguiente…


2.- Las mujeres que toman la iniciativa, lo hacen por 2 cosas: porque están aburridas o porque el objetivo no es lo suficientemente atractivo; dicho lo cual, el temor de fallar no existe. En el caso extraño en el que te metan letra y seas un cuero: es porque piensan que eres un imbécil y quieren pasarla lindo, un rato. Las cosas como son.


3.- Las mujeres SI pueden hacer varias cosas a la vez. Pueden estarte escuchando atentamente sobre tus teorías sobre los agujeros negros y estar pensando en las tareas de mañana, en la pareja de la mesa del costado, en tus dientes chuecos y en las ganas que tienen de salir corriendo, porque eres un pelma. Tú probablemente estés pensando en las posibilidades de acostarte con ellas.


4.- Las mujeres no entienden porqué, si un hombre les dice “te voy a llamar”, no le aclaran la fecha y la hora. Entonces, llaman ellas. Llaman porque dentro de toda fulana hay una madre (un alien) queriendo salir a proteger a su hombre. En el fondo, que tu flaca te llame 25 veces en la mañana es sólo amor filial. De la peor clase. Lo mismo va para la atacada de mails, mensajitos de todo tipo y visita con botanas a la chamba.


5.- Las mujeres requieren respuestas concretas, irrefutables. Un No TE QUIERO es mucho más claro que un “no eres tú, soy yo”. Un equívoco del lenguaje te puede acarrear una loca que te va a seguir de porvida, a menos que consideres que una acosadora “te da ambiente”. Tu problema.


6.- Las mujeres creen que, si les presentas a tu familia, ya están “fijas”, como quien dice, cual personal del estado, nombrado hasta su jubilación. De ahí al “corralito” sólo hay un óvulo.


7.- Toda mujer sueña con vivir mantenida. Todas. Si, los hombres también, pero socialmente les es imposible aceptar esa posibilidad, aunque tengan plata. Tienen que aparentar productividad, o las mujeres lo van a dejar.


8.- El amor sin plata no funca. Nunca cometas la burrada de pedirle plata a tu enamorada. Ella ha pensado inmediatamente dos cosas al entregarte el billete: primero, que eres un misio de m… segundo, que en cuanto le devuelvas todo, te deja. Dadas las posibilidades, es probable que te deje antes (digo, si no eres guapo, ni divertido, ni buen pagador). Ya te lo dije.

Luego, en este siglo XXI, donde se supone que los estereotipos van en deshuso, donde hay más posibilidades de interacción (vamos, mundial), donde los roles masculino y femenino no son opuestos, sino complementarios; donde el tiempo y espacio va siendo una pavada para indecisos, ¿qué tipo de mujer quieres? ¿Un corderito femenil, que te asienta a todas tus leseras, en absoluto silencio (aunque se exprese), una compañera de aventuras o un par de tetas que sepa decir su nombre?

Me gasto con todo este texto. Ya sé cual vas a elegir.


Los usuales Viernes

octubre 10, 2008 en 2:38 pm | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, coupling, idioteces, love, medios de comunicacion, mujer, Perú, politica, single, soledad, soltera, soltería, tele, vida, writing | 2 comentarios

Foto de aquí

Recuerdo que, hace algunos años, solía escribirle mails los viernes. También lo hacia los lunes, los martes, algunos miércoles y casi nunca los jueves. Pero los viernes, inevitablemente, mi cerebro tenía contacto directo con mi corazón y lo resultante eran mails enormes, pesados, cargados de figuras y de retruecos, llenos de feeling. No conservo ninguno de ellos.

 

Le escribía porque sabía que no le vería en los fines de semana y porque deseaba que esos textos estuvieran en su mente, en su boca, el resto de días en los que él me privaba verle. Le construí castillos incendiados, muchachas que saltaban cercas y un suicida que esperaba a la muerte en un acantilado, mirado desde la mente de otra mujer. También recuerdo haberle comentado sobre una sirena inexistente que ama a un náufrago y una flor que brota desde el codo de un niño.

 

Eran viernes dramáticos, intensos, estúpidos. Nunca fui más autista que en aquellas épocas, en un esfuerzo por capturar un espacio de su sonrisa, de su pensamiento.

 

Ahora me asombro de aborrecerlo tanto, en justa proporción de mi amor supino que fue. Su recuerdo me ha asaltado hoy, más que como evocación de un tiempo lejano, como una sensación encallada que no deseo repetir. Le imagino encandilando a otras, en su fatídica idea de que, siendo tan mitómano, nunca le van a pescar. Sus mentiras deben seguir siendo milimetradas, descaradas, suicidas. Su descaro debe haber pasado a parámetros asombrosos. Debe haber crecido el conteo de espasmos, de insatisfacciones.

 

Pero no soy tonta. No voy a irrogarle la mujer que soy hoy. Soy lo que me pega la gana ser. Soy lo que siempre deseé, aún esa tarde, cuando le besé para que dejara de marearme con sus argumentos. Mi destino no va prendido del brazo de alguien que no sea yo misma.  Sólo me jode no haberle dicho en su cara que era una mierda.

 

En otras noticias.-

1. A ver, a quién le asombra el asunto del tráfico de influencias de los apristas? No manchen. Eso es ser un paparulo completo, creer que se vive en Suiza o algo así. No creo que exista un momento de nuestra historia republicana en la que nuestra clase dirigente (osea, cualquier baboso con poder) quiera sangrar los pocos recursos que nos quedan. Como quien dice, un “must” del Poder cholo, sacar “sencillo”.

 

2. El problema principal de la crisis económica de gringolandia parece ser que NADIE le cree al pobre ignorante de presidente que tienen, y es esa pérdida de credibilidad la que va a dificultar la vida de mucha gente (salvo los ricos).

 

3. Bien caleta han pasado sendos discursos de Alan García y Florez Araoz en la ceremonia de aniversario del Combate de Angamos. Osea, cómo es eso de “dejen de perseguir a los defensores de la patria, que lucharon contra el terrorismo…” que en buen cristiano significa “No nos molesten. Ya pues,  matamos a esos cholitrancos, ¿a quién le importa si eran terrucos o no? Ya olvidemos el asunto”. A mi no me mataron a nadie, pero me recontra jode que este par de… (iba a decir eunucos, pero es fuerte) se lancen con semejantes declaraciones. Probablemente, mismo Choledad Privada, sólo ha sido un discurso para “Quedar bien”.

 

4. No juego Lingo. Juego Solitario Spider y soy buena en ello.

 

Busco Musa

septiembre 30, 2008 en 4:52 pm | Publicado en amor, blog, celibataire, coupling, familia, fomento de la lectura, idioteces, love, medios de comunicacion, mujer, otras webs, pareja, pintura, single, soledad, soltera, soltería, vida, writing | 5 comentarios

Sin Corazón (Oleo, circa 2004)


Estuve dándole vueltas y vueltas a la página en blanco. Lo hice con varias líneas de texto, párrafos enteros de cosas que tienen sentido, pero no el que realmente quiero. No le tengo miedo al silencio textual. Me jode no poder entrar en trance y empezar a escribir lo que mis dedos flacuchentos me exigen. Ya he dicho que no soy yo quien escribe, son ellos. 

 

También he dejado de pintar. Más que por falta de tiempo, porque  no me gusta lo que estoy haciendo y porque cuando aquello pierde su gusto, pues mejor no debe hacerse y ya. Mi último cuadro está enterrándose sobre mi caballete y tengo sinceramente ganas de patearlo escaleras abajo. No me gusta.

 

Desdeñosa con eso que la gente llama “sequía”, he visto que ahora, el cambio climático también me afecta a mí. Es probable que sea porque mi mente anda ocupada de cosas triviales, o tal vez porque no “sufro lo suficiente” como para escribir sobre ello. Tal vez, en el caso de la pintura, sea porque no me siento motivada visualmente a rellenar ninguna pared de mi depa, ya bastante llena de mis cuadros que no me podré llevar cuando emigre.

 

Pero de un tiempo a esta parte, me estoy dando cuenta de que mi sequía está basada en cosas más profundas. Es una especie de luto mental sobre el que tejo mi paso a la jodida adultez. Adquirir responsabilidades que ocupan tu mente mucho más que buscar el azul perfecto en tu paleta. Lo peor de todo ello es que con la adultez, mueren las musas (o musos, no sé si existe un género masculino para ello) perfectos y aparecen sólo fantasmas que transitan por un par de versos, para volverse a ir. Yo escribía poesía para alguien a quien amaba, un ideal alter-ego y, a quien creía, conquistaría con ellas. Era buena. Sé que lo sigo siendo, pero ya no tengo a quién sacar roncha con ellas. Ergo, mi inspiración alpinchista se ha quedado en silencio, mirándome desde otro lado, para aparecer como un espejismo, en momentos puntuales.

 

¿Desde la Prosa?

 

No, tampoco me ilusiono. No tengo a quién enviarle mis cuentos, tampoco. Luego, creo que probablemente, mi corazón se encuentra perfectamente drenado para ser utilizado como monedero o algo así. Acepto propuestas de uso alternativo.

 

Mi resquicio de palabra se encuentra pegado a estos posts y a mi bitácora personal. Y con este texto, le doy en la torre al post anterior. Pero así soy yo. Todo un rollo.

 

Pd. Últimas noticias: Dedo Medio le ha echado –para variar- la culpa a Toledo, en uno de sus conteos. Mi madre (a la que le suelo leer la revista, porque ha sido operada de la vista) ha llorado de risa, como siempre. Yo lamento que tenga tan pocas páginas, porque me la leo en menos de hora y media. Leo muy rápido, chsss.

Buenos Blogs de dibujitos, que ha aparecido (o ke he descubierto) de un tiempo a esta parte: El Cuy, Rotting, Roudoudou et Petite Bouclée. Otro blog que me ha hecho llorar de risa: El Ultimo Pelo


Niñerías

septiembre 28, 2008 en 12:27 am | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, coupling, familia, idioteces, love, mujer, pareja, soledad, soltera, soltería, vida, writing | 4 comentarios



Voy a ser sincerísima. Tanto, que me da roche escribirlo. Pero es algo así como un anuncio panfletario, mismo “manual de instrucciones” o mejor dicho “manual de justificaciones”, para que luego no me vengan con ese discurso de que soy mala, que soy demasiado imponente, que por eso es que ando sola, que a ver si alguna vez sería buena idea que sonría, etc.
Me creo a pies juntillas toda la historia del Príncipe Azul. He escuchado demasiadas, como para no creer que existe uno por ahí, que está buscando rescatarme.

Preestablescamos una gran verdad: Soy tímida hasta la pared de enfrente. Mi iniciativa con los hombres depende de un par de factores…

1.- Que realmente no me parezcan tan interesantes..
2.- Que no tenga nada mejor que hacer en ese momento y quiera conversa…

Entonces, volvamos al asunto del príncipe azul. Careciendo de toda iniciativa con alguien que sí me interese, alucino que un día EL pasará por mi puerta y que tocará, buscando una dirección, para encontrarse conmigo. Que al verme, no moverá ni un sólo músculo de la cara que lo delate, pero quedará impactado con mi esbelta figura, mis ojos inmensos y mi dentadura perfecta… Luego, desaparecerá, para volver a tocar mi puerta, hincarse de rodillas y pedirme -al màs puro estilo de las novelas de Jane Austen- ser el hombre que me guarde en su seno, por el resto de nuestras existencias. Un hombre, sin embargo, que no mostrará sus sentimientos a nadie, mismo señor Darcy, sólo a mí. Nada de waas de caballo blanco y armadura: eso es afiebramiento para gringos. Yo deseo que venga en su cherokee (si es híbrido, mejor) y me lleve a recorrer Latinoamérica, mientras prepara un libro sobre cómo salvar al planeta o mejorar el desempeño del LHC

Me dispenso de describirlo físicamente, porque creo que en posteos anteriores he dicho abundantemente qué es lo que me revuelve las hormonas y la neta es que este post ya sale largo así nomás.

Sin embargo… así como van las cosas, Yo, sin lograr espantar esos kilos de màs, remanentes de mi etapa gordis, que tengo unas ojeras que sinceramente van a tener que operarse, que ya tengo que -forzozamente- teñirme la coronilla para no verme como la Tongolele; que tengo celulitis desde los 12 años, que odio maquillarme, que tengo “un océano de conocimientos, pero un centímetro de profundidad” y es por eso que soy muy curiosa, que me siento una subnormal (la mayor parte del tiempo) y que creo en “cojudeces” como el más allá, las energías, el secreto y que no hay nada mejor que la educación para surgir… sí, yo, estoy pensando -de un tiempo a esta parte – que pese a desear ser rescatada, me aguanto como los mero machos el nudo en la garganta y sigo caminando para adelante.

Tengo la absurda sensación que soy yo la que tengo que salvar a alguien. Y es por eso que me voy a buscarlo.

Too much como para no ponerlo. Lo siento. 🙂

Update: Anda, aún quedan príncipes de adeveras. Lorenzo Borghese, perdiendo el tiempo en concursos de reality. Me lo imagino tocando el timbre de mi jato, para preguntarme cómo se llega al Megaplaza. Plop. XD

« Página anteriorPágina siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.