Aburrimiento

julio 4, 2009 en 3:43 pm | Publicado en blog, boys, celibataire, coupling, idioteces, mujer, santidad, soltería, vida, Wonder Woman, writing | Deja un comentario
Etiquetas: , ,
Apuesto que las pirámides se hicieron sólo para calmar el hastío de ver un paisaje plano como el desierto egipcio, pero ya no hay nadie a quién preguntarle.

Apuesto que las pirámides se hicieron sólo para calmar el hastío de ver un paisaje plano como el desierto egipcio, pero ya no hay nadie a quién preguntarle.

Anoche, mientras me debatía entre adelantarme a la efeméride del lunes o postear –otra vez- sobre actualidad, un twittero que nunca me lee, me dio una pista para este post. La verdad sea dicha, la pista la estaba dando yo, aburrida, mirando la pantalla de twitter desde casa y escribiendo cosas al aire, que me pintaban sinceramente hastiada. Él dijo algo como “¿qué pasa?” y yo dije “estoy aburrida”.

El aburrimiento es un estado interesante y controversial. Dependiendo del cristal con el que se mire. Cuando es vivido en un estado de debilidad, imagino que llevará al suicidio. Esa sensación de que nada puede sacarte de tu sopor diario, donde ya sabes qué sucederá y entonces, quieres terminar la historia de tu vida. Voilá, te abres la venas. Pero también está ese otro estado –y de paso, el más sugestivo- que busca convertir en algo utilitario ese tiempo perdido, haciendo que sirva para algo más que para mirar el techo de tu cuarto, mientras piensas en la inmortalidad de la zanahoria encurtida…

A mí me interesa ese estado, el positivo. El aburrimiento que tiene en medio la fracesita: “¿y qué pasaría si…?” que puede cambiarte la vida. Es un estado intermedio entre los descubrimientos. Como alguien que camina sin rumbo y se detiene, para mirar hacia otro lugar y suspirando, dice “ale, ahora vamos por aquí”. Entonces, con ese microsegundo de parálisis en el que estás detenido, mirando tus posibilidades, entiendes que sólo puedes pelear contra esa desidia que te puede llegar a atrapar.

Yo le decía al twittero en cuestión, que todo lo que yo hacía en mi vida era un simple truco para combatir al aburrimiento. Mi curiosidad, mis hobbies, mis estudios, mis relaciones sociales, mis extrañas ocupaciones de tanto en tanto… todo confabulaba para que el aburrimiento no me atrapara por menos que una hora. Es estresante, pero si leen con algo de regularidad este blog, ya saben que dentro de Dreampicker vive mucha gente y vamos, hay que tenerlas ocupadas a todas… Por supuesto que él me miró desde su trono de superioridad, hasta que lo entendió todo de mi, para escapársele un “oh” que me supo más a “chale, qué bien que ya no nos vemos más, oie!” Por supuesto, me reí mucho.

Lo único que no hago por aburrimiento, es amar. Pero eso ya no es tema de este blog, por mucho tiempo.

De Amor (otra vez)

junio 18, 2009 en 7:13 pm | Publicado en amor, blog, celibataire, coupling, love, mujer, santidad, single, soledad, soltera, soltería, vida, Wonder Woman, writing | 1 comentario
Etiquetas: , ,
Donde vivo.

Donde vivo.

Hablar con el hígado me ha resultado siempre tan fácil. Lo extraigo con mis propias manos y escurriendo sangre, escribo. Siempre suelo estar en trance, al hacerlo. Las ideas se agolpan, atiborrando todo, matando al idioma y sobre todo, buscando el punto de la exacerbación de la indignación que siempre me corroe. Ya he explicado que es la voz de mis demonios, de aquellas muchas Dreampickers que viven en un mismo cuerpo y que viven pogueando en mi interior, donde sólo algunas miran hacia esa rendija de luz que es este blog. Unas pocas logran escalar y gritar. Los vecinos vienen, asustados por sus alaridos. Vienen los bomberos, la policía… viene todo el mundo, para intentar calmar los arañazos, los golpes entre ellas. Todo para que un texto pase por las gargantas de los que leen en voz alta, como ácido que corroe. Puede ser…

Hablar con el corazón me es extraño, entonces. El amor prefiere hablar en verso, con la secreta ilusión de hacerlo al oído de alguien. Ni siquiera tengo el valor para dejarle hablar por aquí. Lo mejor, entonces, siempre, es esconderse. En aquella esquina de la mazmorra que llevo adentro, hay alguien sentado, mirando el escándalo que hace mi Legión. No suele hablar, pero cuando lo hace, los demonios voltean a mirarla. Callan al instante, asustados. Saben que ella es la única que tiene la llave de la puerta. En el fondo, ellos no quieren irse; quieren que ella sea libre.

¿Sabes qué? Yo también.

Para decir adiós

abril 13, 2009 en 4:46 pm | Publicado en amor, blog, blog fashion cool, boys, celibataire, coupling, enfermedades, hits, idioteces, love, mujer, musica, otras webs, pareja, single, soledad, soltera, soltería, vida, Wonder Woman, writing | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , ,

Iba a decir unas cuatro cosas y postear los videos, así, nomás. Luego me acordé de mi amigo Maxi, que decidió cerrar su blog porque se había quedado sin palabras, porque alguien se había llevado su corazón -y no lo había devuelto- y porque sus clases comenzaban.

Decir adiós cuando todo se te junta, es jodido. Más, cuando te dicen adiós y tú lo único que quieres es seguir pegado a la luna. Triste por Maxi y su silencio virtual. Para mí, siempre tuvo cosas qué decir, sólo que se tomaba muy a pecho todo esto. Luego, se borró.

Yo nunca digo adiós, by the way. Sólo desaparezco de los lugares usuales y aunque pareciera que los temas fueran olvidados, ahí están, latiendo como lo hace una herida que no se cura. Además, los escribientes no podemos poner el silencio, sólo lo trasladamos a otros sitios. Para que vuelvan a ser la cama donde se tienda ella.

Te echaré de menos, Maxi.

Modo “Faite” de decir adiós

Modo “Hora del Lonchecito” de decir adiós

Modo “Cool” de decir adiós

Modo “World Music” de decir adiós

Modo “Cursi” de decir adiós

Modo Dreampicker

Por cierto, Maxi no verá este post. Odia ver videos linkeados. Cosas del fútbol.

Lady of the flies

abril 5, 2009 en 6:18 pm | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, coupling, enfermedades, hits, idioteces, love, mujer, pareja, single, soltera, soltería, vida, Wonder Woman, writing | 1 comentario
Etiquetas: , , ,

La amistad sincera entre hombre y mujer no existe. No importa cuánto te lloriquee tu “amigo” de turno, rejurándotelo. No importa cuándo lo desees tú. Obviamente te hablo a ti, muchacha (muchachota) distraída, cuasi liberada de traumas, que comes chocolate compulsivamente a escondidas, luego te torturas 3 horas en el gym, tas preocupada por la ecología (de verdad) y sueñas con que tu príncipe encantado tenga un BMW (mínimo), pero nunca le vas a decir a nadie nada de lo anterior.

A ti, babosa, para ti es este post. Las cosas como son. Más Sprite que nunca.

Lo escribo para ti, pero yo sé que también lo leerán ellos, en un afán esquizoide por querer cambiar la realidad y decir “no es cierto” y luego se morirán de roche, pero me darán las gracias por el asunto y saldrán silbando caleta de la escena.

Al menos, me libraré de las malas interpretaciones –sí, yo también- y eso ya es todo un asunto.

Sinceramente, yo no sé, si se ha comprobado científicamente que los hombres usan las zonas frontales cerebrales unicamente para pensar –con lo cual, eso quiere decir que sus funciones racionales son optimas y rápidas cual velocidad de la luz or more- no puedan ser capaces de observar si la mujer que tienen al frente es una candidata para colega o “culeguita”(o todo el resto de cosas para lo que te podrían querer). Digo, ¿porqué les toma tanto tiempo caer en la cuenta que ella “no es”? y simplemente, darle la palmadita al hombro de rigor y eructar, mientras miran a la flaca de la mesa del costado y te dejan tranquilita. No entiendo. Debe ser un problema de ADN, definitivamente.

Ayer, justo una persona me contaba que una chica con la que salía, no se resignaba a que él no la quisiera como “prospecto” y que se había convertido en una maniaca obsesiva que hackeaba las cuentas de mail y todas esas paginas de encuentros(hi5, badoo, feis etc) para dejarle mensajes ofensivos a él y sus contactos. Por supuesto, el patín se había tomado su tiempo para “darse cuenta” que la verdad, no estaba interesado, que ella tenía episodios de cambios de carácter que le asustaban, que le registraba las cosas y eso que ni siquiera habían tenido intimidad (yeah, sure, one more about cowboys)… en los 3 meses que “salían”.

Ese asunto de “salir” es algo así como un “prueba la mercadería, muestra gratis, sin derecho a reclamo porque otro también puede estarla probando, pero si de verdad quieres exclusividad, te va a costar” y bueno, algunas mujeres asumen (asumimos) que si estás “saliendo” pues ya algo existe y que luego de tanta cosa te salga con “es que, Dreampicker, yo sólo quiero ser tu amigo… “y tu ya pensabas en que podrías llevarlo a la clausura del nido de tu sobrinita, con la abuela y todo el mundo… no sé si me entienden. Osea, indignan estos tiempos modernosos, digan que no.

Me he desviado. Lo que quería decir es que si bien la amistad entre personas del mismo sexo (heterosexuales) es posible y puede durar toda una vida; entre sexos va a depender de la no-existencia de planes sentimentales entre sí y de las posibilidades del otro, de aceptar eso. No sólo significa que yo no quiera tener nada contigo. También significa que tú aceptes eso y me dejes de una puta vez en paz. Sorry por lo cruda, pero es para que entiendas, dear.

Por mi parte, mis amigos (los que se han quedado, que son más que las pocas amigas que logro conservar), saben o presienten un par de cosas: primero, que pueden parecerme sexualmente interesantes, pero yo tengo la capacidad para discernir lo suficiente -bien y rápido- sobre lo quiero (y no soy influenciable); segundo, que si les ofrezco amistad, será de la beatífica y durará lo que ellos quieran que dure (si la echan a perder es problema de ellos, yo simplemente desapareceré) y que no les fallaré. For sure.

Luego, tú, muchacha, dulce… no te hagas bolas y ya que tú tienes la capacidad de usar tus dos hemisferios y hacer operaciones mentales que te toman mucho menos tiempo que las de ellos, date cuenta al tiro para qué vienen. Conviértete en mutante y sé feliz. Mientras, anda con tu matamoscas, que siempre es útil.


Para lo que sirve también, este blog.

febrero 27, 2009 en 5:53 pm | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, coupling, familia, love, mujer, vida, writing | 5 comentarios
Etiquetas: , ,

474733913jdihbo_fs

Un post para el camino.

Previo a la tormenta que seguirá en todos los medios al alegato final que hará cierto delincuente, yo prefiero postear sobre todo y sobre nada.

Hoy no habrán listas, no habrán historias de amores contrariados, ni rabiaré por las actitudes egoístas de nuestros políticos y gobernantes, tampoco existirán descripciones sobre los mejores modos de huir cuando la cosa va difícil.

Este es un post que camina al lado de alguien. Un post con nombre propio, colocado mucho antes, con el fin de que las palabras le acompañen mientras la misión “donde nadie ha llegado antes” sea buena, feliz, armónica y permita que esos largos lances sean rápidamente acabados. Para que sepa que está en los sueños de varios centauros, caminando distraidísimo por las calles de Limalimón, recitando mantras de rigor por las mañanas; posteando por aquí cada día que se acuerda.

En fin, es un post de compañía. Algo así como un juguete que se regala a un niño, para que le de vueltas, lo mire de cerca, le haga sonar los cascabeles del interior y, si puede, piense  mucho en el que lo regala.

¿Para qué son, pues, las palabras, sino para regalarlas a quien las necesita? No son gratis, no son baratas, siquiera. Pero igual, se dan, para que todo siempre valga la pena, salga pato o gallareta. Se hace con gusto, porque se sabe que siempre caerán en buenos sitios, ahora sí.

Por eso, este post que no dice nada –aparentemente- es para ti.

Post perdido: Luego de tanta cosa

febrero 23, 2009 en 2:32 pm | Publicado en amor, blog, celibataire, coupling, idioteces, love, mujer, single, soltera, soltería, vida, Wonder Woman, writing | 2 comentarios
Etiquetas: ,

Y ahí vamos.

Y ahí vamos.

Me he pasado un buen rato mirando la pantalla en blanco, pensando en cómo se dicen las cosas sin tener que llenarlas de lugares comunes.

En otras oportunidades, hubiera podido postear un par de videos que identifican mejor mi estado de ánimo, porque todo el mundo sabe que una imagen vale más de mil palabras (esta frase sí que es un lugar común) y si además, tiene musiquita, le cae super chévere a tutti.

De un tiempo a esta parte, estoy como debe sentirse un caballo en el partidor, con los músculos tensos antes de la salida, el jinete casi en vilo, ambos mirando la pista, visualizando la meta. Soy una dualidad (¡caray, soy legión!) que mira a lo desconocido con una insaciable curiosidad. Mira con ambición, con ansiedad, con fastidio por los procesos y sobre todo, en absoluto silencio, con los nervios tensos como debe estar jinete y caballo antes de salir disparados a la carrera.

De pronto, hay algo que nos distrae. Ambos miramos de reojo y sonreímos. Es un aroma, una palabra, una sonrisa que se quedan pegadas y que más que interrumpir, nos acompañan. La meta sigue ahí. La carrera se va a realizar indefectiblemente.

Luego, el caballo parpadea. Se agita y se queja. ¿Mucho aroma?, ¿Mucha sonrisa? Pobre caballito, pues. Tenemos demasiados malos recuerdos. Muchos tropezones como para tomárnosla deportivamente. Quiere irse corriendo, sin su propio jinete.

Lo bueno es que él sabe cómo calmarlo. Le acaricia, le dice que tal vez no sea nada, que, sea lo que sea, seguirán en la brega. Al final, ambos somos uno y así será siempre.

Me salió críptico este post. No era mi intención, pero la figura poética estaba linda. Tanta cosa para decir que sigo en mis trece, a pesar de todo. Hay lujos que no me puedo dar, como el cinismo. Se me caen los fustanes y con ellos, los pétalos de rosas que guardo escondidos, en afán de que no descubran lo tonta que soy. Sabrán perdonar, ustedes también.

Seguimos soñando

febrero 9, 2009 en 2:18 pm | Publicado en amor, blog, blog fashion cool, boys, celibataire, coupling, hits, love, meme, mujer, musica, pareja, single, soltera, soltería, vida, writing | Deja un comentario

 

Her Morning Elegance / Oren Lavie

Algunos mails son como inyecciones a la vena. Algunos videos lo son también. Es época donde la tecnología rompe barreras y -como ya creo haber dicho por ahí- el mundo se convierte en un wantán. Es lunes y todo es posible. Ya seguiré fastidiando.

Cosas que no te pasan cuando estás en tus cinco sentidos

febrero 3, 2009 en 4:01 pm | Publicado en blog, celibataire, chamba, coupling, dinero, enfermedades, familia, fotos, idioteces, idioteces chamba, mujer, Perú, soltera, vida, writing | 4 comentarios
Dulcemente idiota. Here I am.

Dulcemente idiota. Here I am.

Caray, estoy muy distraída últimamente; y cuando eso sucede, me distraigo con todo.

Hace una semana me fui a recoger unas traducciones oficiales al centro de Lima. Regresaba, linda yo, cuasi desfilando por el Jr. Miroquesada. Era hora punta y la gente estaba full, caminando tan apurada como yo. Realmente mucha gente. No sé en qué momento de mi ensoñación, me tropecé con una barreta erguida, que pertenecía a uno de esos tachos de basura suspendidos (como la foto), pero sin el puto tacho.

Tacho de basura... sin tacho, como los de Lima. Tropecé con esas barretas. Ouch.

Tacho de basura... sin tacho, como los de Lima. Tropecé con esas barretas. Ouch.


Había tanta gente y yo estaba tan ensimismada en mis propios pensamientos, que no lo vi. Lo juro. Más que dolor, sorpresa. Asumo que si hubiera sido hombre, me hubiera dolido como la mella. Adiós catwalk de Dreampicker con cabellera suelta al viento, misma propaganda de tele. Hello a muchacha tonta que casi se saca la michi en la esquina de El Comercio. Escuché, como fondo, el usual efecto de sonido del rigor: un par de patas que dicen algo así como “uyyyyyyy” y luego de sentirme ridícula, seguí caminando, muy digna, como si nada hubiera pasado.

El moretón de mi pierna es parecido a la veta de una papa andina (ver foto, también) y está en una zona tan alta que no la puedo mostrar (los chicos de mi oficina se han sentido decepcionados de no poderlo ver) a nadie.

Mi moretón se ve como las hojuelas de el centro. Todo un poema.

Mi moretón se ve como las hojuelas de el centro. Todo un poema.

Mi madre llora de risa cada vez que le recuento el incidente. Ella, siempre, tan supportive.

Eso sin contar con que las traducciones hechas y pagadas deben ser rehechas, pero ese tema para otra conversa (y eso es algo que mi madre no sabe, tampoco) y otro coraje.

Ya son dos las veces que he estado a punto de caerme estrepitosamente, en menos de un mes, a la salida de mi trabajo. Ambas veces ha estado alguien lo suficientemente cerca –una de esas veces, mi jefe- para poder sostenerme. En ambas, el consabido “uyyyyyy” de los presentes.

Imagino que nos viene de familia. Chochi hizo una salida triunfal de una entrevista de trabajo en el Hilton de Québec, de la misma manera: con patinada de media cuadra. Hey, yo recuerdo que hice exactamente lo mismo, años atrás, cuando llegaba a otra entrevista de trabajo. Osea, genético. ¿Serán los “nervios”? ¿El dólar, que sigue subiendo? ¿La proporción entre cuerpo y los kilogramos que aguanta el pobrecito piececito de tamal? ¿La primavera, que ya pasó? Cómo saberlo.

A mí me suele dar una risa incontrolable cuando me pasan estas estupideces. Suelen ser tan raras, que inmediatamente hay una especie de efecto de desdoblamiento en mí: logro verme cayendo, en un efecto tan ridículo que sólo me provoca reír. Luego sobarme, adolorida, claro.

Es como si estuviera caminando, pero sin conciencia de dónde estoy, a dónde voy ni porqué estoy haciendo las cosas. Pero bueno, la risa me dura un tanto, últimamente. Me jode andar distraída. No tengo tiempo, no tengo tiempo, no tengo tiempo. Tengo que tomar un complicadísimo examen de inglés, licenciarme (luego de eso, por mi mare, tendrán que llamarme “licenciada Dreampicker” mínimo) y mil asuntos contractuales que deben morir sí o sí, antes de que el verano real termine.

Entonces, promesa: no soñar en horario de oficina… o de trámites. No quiero perder una cuenta o caer dentro de un buzón…le tengo miedo al agua.

Chau.

Una deseada presencia.

enero 7, 2009 en 3:03 pm | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, coupling, idioteces, mujer, otras webs, single, soltería, writing | 1 comentario
Erato, musa de la Poesía. De aquí.


Volvió mi colon irritable. Había desaparecido milagrosamente (eso quiero creer) en fiestas, y apareció ayer, nuevamente. Igual, para animarme, me senté a fastidiar a Petete, actualizar de fotos el feis, ver videos, mientras el martes terminaba, solitario, con una oferta virtual y una mirada con barrido de piso. Ninguna de ambas me interesa, pero es halagador. Merci beacoup.


Mi musa ha vuelto, también. No tengo ni la más remota idea de cuánto tiempo se quede. Ayer me pellizcaba mientras regresaba caminando a casa y tuve que memorizar lo que ella quería decirme. Para mi suerte, siguió en mi memoria, hasta que pude escribirlo en Petete. Me fui a dormir sin comer, ansiosa por lo que me había dicho.


Antes hablé de ella. De lo difícil que es tener un meeting, siguiera. Por épocas ha sido generosa y me ha dictado todo lo que le pegaba en gana. Muchas veces he escrito con mi propia sangre. Otras, amorosamente abrazada, en inicios de sueño, deliciosa modorra que sólo producía dulces frases antes de caer en la inconsciencia.


No es celosa y me sorprende su generosidad, porque yo sí siento celos de cualquiera que se apropie de ella. Envidio a aquellos que logran atraparla y sobre todo –perdón- a los que notan su presencia en los demás, y los ensalzan. Pero no, la fama no me serviría de nada, salvo para ligar. La póstuma me jode, porque los homenajes son premios consuelo que no se pueden recibir en el más allá. Me he desviado del tema, yo hablaba de ella…


Dije que ha venido. La tengo asida de mi mano, le hablo, susurro al oído todo lo que siempre quiso. Luego aparento que no tengo tiempo, que estoy decepcionada, que me importa un bledo y que lo mejor sería seguir con mi vida. Ella nunca me ha creído. Sabe que no puedo vivir sin ella. Es mi amiga, mi cómplice, la única a quien escribo mis bitácoras. La única de la que no pestañeo cuando se burla de mis traspiés constantes. Ella es yo, vista desde otros ojos, los míos o – como dijo una vez un actor- ella es yo, con otra piel.


No pensaba contarlo, pero ya está. Ahora viene el video de hoy.


Tomoyito, un amigo virtual que siempre me cargosea que la vida sería diferente para mí, si yo le hiciera caso, me envió un video que me pareció genial. Eso sí, puede herir susceptibilidades. Con esto le doy en la yema del gusto a un colorado que se cree el mismo, perverted. Naaada, papito… curioso, nomás. Ya les avisé.

Posteo para el primer lunes del olvido.

enero 5, 2009 en 1:15 pm | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, cine, coupling, hits, idioteces, love, medios de comunicacion, mujer, musica, pareja, politica, single, soledad, soltería, vida, writing | 2 comentarios

imagen de aquí


¡Vaya fiestas!. ¡Vaya fin de semana final de ellas!.

 

La he pasado agarrada con uñas y dientes a una carretilla vieja de montaña rusa que estuvo por desplomarse. Cuando finalmente se detuvo, bastante abollada, por cierto, miré asustada a todo lado. No había muerto, pero tampoco nadie me estaba esperando. Triste, como siempre.

 

Sólo me percato que sigo viva, que sigo en mis trece con respecto a lo que quiero de mí y del resto y sobre todo, he vuelto a escribir kilos de poesía. Eso es de agradecerse. Bonito conforte.

 

Pero como siempre, es un ejercicio individual que no puedo evitar. El amar, el soñar, el lamentar, el esperar, el entender, el disfrutar, el aceptar, todo junto y mirando la pantalla de un Petete que se deshace entre mis dedos. Too much para alguien que no suele creer en nada, más que en sí misma y en lo que puede hacer.

 

Como premio consuelo de weekend, me fui al cine. Esta vez sí que necesitaba compañía (ya saben lo que me encanta ir sola) e invité a mi amigo Luchito. El es, ahora, tan muñeco roto como lo soy yo: se está divorciando de su esposa, quien ahora está con su ex mejor amigo, una mexicanada total. En el afán de ver cualquier cosa, terminamos en esa pela para quinceañeras, Twilight. Nos dimos a la gula – ninguno de nosotros había almorzado- para contamos las desgracias, mientras nos empujamos el sándwich de hot dog más grande que logramos encontrar, con un litro de gaseosa light (hay que cuidar la línea) cada uno, porque somos conscientes que una pena entre dos es menos atroz (Esmeralda Checa, famosa filósofa perucha, dixit). Claro que las nuestras eran un par, pero cabían en la misma variedad.

 

La cantidad de chiquillas que asiste a ver la película es impresionante. Impresionante es no morirse de risa de la cara del galán y sus sufrimientos a lo James Dean. Mucho ruido y poquísimas nueces, que al menos servirán para que Lucho torture a su hija Zuu sobre la suerte que tuvo él de ver la pela que ella tanto ansía (está paseando fuera de Lima, con la mamá y el nuevo novio de ésta).

 

En la última escena, la protagonista quiere compartir el mismo destino que este doliente galán. Se ofrece en sacrificio. El se niega. Él no entiende que es una prueba de amor –saltar a tu abismo- en la que sólo demuestra lo que él ya sabe. El se niega, again. Supongo que es amor, también. Protección para una inocencia que puede perderse. También es miedo a que luego, ella se sienta defraudada de tanta inmolación sin réditos…

 

Ella insiste. Insistirá, parece, hasta que todo caiga por su propio peso. ¿Quién le ha dado a él la potestad de decidir sobre el corazón de ella? Cada quien realiza sus propios sacrificios, de acuerdo a sus fuerzas. Cada quien lucha con las armas que tiene. Cada quien sabe cuándo rendirse, cuándo echar la última bala… Al final, ella puede tener sus misterios, también. Luego, las frustraciones son puertas. Nos llevan a otros lados, o se convierten en atajos que van directo… y ahí lo dejo, para que no sigan hirviendo cerebros…

 

Lucho y yo nos miramos, entonces, en silencio. Muchas sublecturas para atacarlas con un par de frases de cierre. Ahí lo hemos intentado.

 

Feliz primera semana de Enero. Como la pases, será un reflejo de cómo será tu año. A mí ya me entró la depre, entonces.

 

 

El (los) video (s) del post: No sé si será algo que pegue seguido. Ni siquiera puedo decir que tendrá continuidad. Algunas veces será una instantánea sentimental. Otras veces serán cosas que encontré y que me gustaron. Eso sí, siempre serán botellas con mensajes, echadas al mar. 

Luego, no estoy ebria, pero ando entre Pisco y Nazca. Entre este video y el siguiente. Sabrán perdonar, ustedes también.

Al cierre: No creo que a nadie no le escandalicen los bombardeos a la franja de Gaza. Parece una maleada manera de desalojar a un inquilino que no se quiere ir, aferrándose con uñas y dientes a un trozo de tierra que ya es un hoyo. La ayuda humanitaria escasea y asombra el silencio de todos los que suelen cacaraquear (el más rochoso es el zambito), para horror del resto del mundo, que poco puede hacer ante la intransigencia de algunos que siempre se han sentido los elegidos…
Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.