Exorcismos

enero 26, 2009 en 6:41 pm | Publicado en amor, blog, celibataire, love, mujer, otras webs, single, vida, writing | 2 comentarios

Estaba a punto de cerrar los ojos, anoche, cuando se me ocurrió postear esto. Lamentablemente, estaba muy cansada, al borde de la inconsciencia y las fuerzas no me dieron para ir hasta Petete y golpearlo, pobrecito. Hoy, me la he pasado pensando en qué era lo que tenía que postear, y todo vino a mí, luego de algunos textos que estoy escribiendo. Tuve que irme a la volada de ellos y caer aquí.

Este post es de exorcismos. Aquellos que han leído esa increíble y divertida novela que se llama La Ley del Amor, saben que, para la autora, los objetos tienen memoria. A mí me gusta pensar mucho más: todo tiene un karma, objetos, palabras, lugares, comidas, películas, absolutamente todo con lo que uno se relaciona en este plano de la realidad.

Así, suelo ir sobre mis pasos, cuando mis lutos pasan. Son peregrinaciones donde todo es exorcizado, siendo llenado por sentimientos nuevos, sensaciones opuestas a aquellas que me hicieron sentir chancleta. Al “limpiarlos” de esa mala vibra inicial, todo regresa al feliz punto cero y es como si un espíritu (el del mal recuerdo) se fuera, aliviado.

He exorcizado ropas, muebles, cines, calles, textos, libros, relaciones, canciones, empleos… Cuando les vuelvo a ver, son distintos. Otros colores, formas, sonidos, olores que me son desconocidos, nuevos, felices.

Y hoy, en presencia de uds, exorcizo una poesía. Era –y es- hermosa. No es mía. Ahora tiene un significado diferente y es más que un regalo, es una ofrenda. Hoy merece la redención, para que otros ojos y otra boca distinta la lea, la repita y la guarde dentro, muy dentro.

Ven, Siempre Ven

No te acerques. Tu frente, tu ardiente frente, tu encendida frente,

las huellas de unos besos,

ese resplandor que aun de día se siente si te acercas,

ese resplandor contagioso que me queda en las manos,

ese río luminoso en que hundo mis brazos,

en el que casi no me atrevo a beber, por temor después a ya una dura vida de lucero.

No quiero que vivas en mí como vive la luz,

con ese ya aislamiento de estrella que se une con su luz,

a quien el amor se niega a través del espacio

duro y azul que separa y no une,

donde cada lucero inaccesible

es una soledad que, gemebunda, envía su tristeza.

La soledad destella en el mundo sin amor.

La vida es una vívida corteza,

una rugosa piel inmóvil,

donde el hombre no puede encontrar su descanso,

por más que aplique su sueño contra un astro apagado.

Pero tú no te acerques. Tu frente destellante, carbón encendido que me arrebata a la propia conciencia,

duelo fulgúreo en que de pronto siento la tentación de morir,

de quemarme los labios con tu roce indeleble,

de sentir mi carne deshacerse contra tu diamante abrasador.

No te acerques, porque tu beso se prolonga como el choque imposible de las estrellas,

como el espacio que súbitamente se incendia,

éter propagador donde la destrucción de los mundos

es un único corazón que totalmente se abrasa.

Ven, ven, ven como el carbón extinto oscuro que encierra una muerte;

ven como la noche ciega que me acerca su rostro;

ven como los dos labios marcados por el rojo,

por esa línea larga que funde los metales.

Ven, ven, amor mío; ven, hermética frente, redondez casi rodante

que luces como una órbita que va a morir en mis brazos;

ven como dos ojos o dos profundas soledades,

dos imperiosas llamadas de una hondura que no conozco.

¡Ven, ven, muerte, amor; ven pronto, te destruyo;

ven, que quiero matar o amar o morir o darte todo;

ven, que ruedas como liviana piedra,

confundida como una luna que me pide mis rayos!

Vicente Aleixandre

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. redundante pero…sí, el tiempo sí cura (felizmente). agua de ruda para usted! se la merece! 🙂

  2. Se agradece. Sólo espero que la poesía haya llegado a donde fue enviada 😛


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: