Virtualidad

enero 15, 2009 en 9:24 pm | Publicado en blog, boys, celibataire, medios de comunicacion, single, soltería, vida, writing | 3 comentarios
foto, de aquí

He puesto el usb en mi pc, señal inequívoca que estoy escribiendo algo. Es un tema que me ha estado dando mucha vuelta por mi cabeza teñida y no es que queme mis naves por ello, pero igual lo posteo.

Me imagino parada frente a un grupo de marcianos como yo, diciendo: Hola, me llamo Dreampicker y soy converso-adicta virtual.

Todo empezó una tarde calurosa de 1996, en la flamante cabina Internet que el IPP acababa de habilitar para sus alumnos. Era un curso gratuito para saber sobre esta última tecnología y éramos cuatro gatos (bueno, éramos más gente, pero que con las justas superaba la decena) novatos, a cargo de la webmaster, que nos mostraba el uso del correo electrónico y –luego reconoció que fue una mala idea, pero era muy tarde- el Microsoft Comic Chat.

Hay que reconocer que cualquier tipo de Chat le lleva de encuentro al resto de la virtualidad del internerd. El asunto es que la capacidad de expresar una idea con la menor cantidad de palabras, símbolos o incluso dibujos a mano alzada – si tienes las últimas versiones del msn– requiere de más que emoticons. Hay gente que ha caído en crisis nerviosas por un par de palabras. Otras han decidido su futuro con ellas.

Las historias se me acumulan y yo misma he sido parte de algunas de ellas. Las iré contando cuando otras lleguen, porque creo que al mostrarlas, dejan de ser mías, para dejar espacios que no podré cubrir…

Y ése es el tema, finalmente, la virtualidad. La capacidad para creer y confiar en alguien que te escribe desde un lugar en el que no estás. El in extremis epistolar de la era digital, sólo que con respuesta inmediata. A más de diez años de sorprenderme por la primera conversación virtual, puedo decir (tímidamente) algunas cosas:

  1. Nada supera a la realidad. No es lo mismo mirar a una persona en vivo, que mirarla en webcam. Una waa simplista, pero igual, la noticiamos.
  2. En la virtualidad, somos lo que siempre queremos ser. Somos más lindos, mejores conversadores que en vivo (créanme, he conocido seres verborreicos online que frente a uno no son capaces de decir su nombre completo, sin tartamudear) y más audaces.
  3. La verdad puede maquillarse, mejorarse, implementarse. La realidad duele así nomás. Si puede exagerarse o disminuirse, ten la seguridad que eso es lo que será hecho.
  4. La creatividad es una brisa de aire fresco, que atrae inmediatamente. Si alguien inicia una conversación con la clásica “ola linda, onde vives?” ten la seguridad que te aburrirás.
  5. Una mujer bonita sigue siendo bonita en la red y no se espera nada de ella más que mande fotos (afán fetichista de coleccionar fotos, masculino) y se deje ver en webcam (si se puede, sin ropa, pero pocos lo aceptarán como truth). Un hombre guapo deja de ser guapo si es un queso que no sabe ni hablar (y peor si tiene faltas ortográficas). Ni el webcam le salva. Somos diferentes, no hay duda.
  6. Todos los que chatean tienen carencias sociales. Les cuesta socializar, suelen ser trabajo adictos o viven en lugares inaccesibles. Me llega lo que piensen de mí, por siaca: soy tímida, trabajo como burro y vivo en la punta de un cerro.
  7. El choque entre virtualidad y realidad puede llegar a ser insuperable. Es un hecho de la vida, pero si no has dicho la verdad y encima sufres del punto 6, las posibilidades de que le gustes a ese pata son realmente pocas.
  8. Las relaciones que nacieron en el Chat NO FUNCIONAN. Si eres normal, claro. Tengo una amiga que se casó con un pata que conoció chateando en el Yahoo. Ambos estaban locos de remate, pero es una historia larga. Antes de dejarse llevar por el asunto, estaría bien tomarse el tiempo para meditar las cosas. Osea, puede ser que conozcas al hombre de tu vida, que escriba como Bryce (antes de los plagios) y que se vea regio en foto y webcam… date la oportunidad de dudar de todo y haz que la realidad se les aparezca. Conócelo.


Luego, este post está dedicado especialmente a mis queridos amigos virtuales, sobre todo a Giovanni (que se congela en Nápoles y hasta ahora no tiene novia), a Jason en Liverpool (que finalmente consiguió una que lo aguante, ¡valor mujer!), a Eva en Chile (que vive soñando como yo, con las oportunidades) a Gabriel en el D.F. (que ahora le recita poemas a su mujer y su hijo), a Mashall en Canadá (cuyas soledades invernales fueron llenadas por mi charla tonta) y a todos con los que me quedo conversando virtualmente cuando me siento triste, sola o aburrida y me hacen, por algunos instantes, feliz.

Updating en WordPress:  Esta es la gente que conocí, cuando entré a chatear, por primera vez a la internerd. Tantos amigos (los conozco a casi todos) que no he vuelto a ver…


Anuncios

3 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. esta vez fuiste mas drastica qe de costumbre!!
    Yo no acostumbro conocer gente por el internet pero vaya qe he conocido alguna buena persona asi!!
    saludos!!!

  2. Nada de drástica. Me divierto. 🙂

  3. pos ke paso, hace tiempo que no entraba porque toy trabajando y no tenia plata y me encuentro que te has cambiado de casa, que paso?

    al rato publico en mi blog.

    he estado trabajndo en mis vaciones para saldar mis deudas y alivianarme un poco la siquis.

    nos leemos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: