Auditorías y Tonazos

diciembre 19, 2008 en 10:56 pm | Publicado en blog, blog fashion cool, boys, celibataire, idioteces, mujer, Perú, single, soledad, vida, writing | Deja un comentario

Foto de aquí (jajajaja)


 

En las empresas, los balances y auditorías se suelen hacer un par de veces al año, para fiestas patrias  y para fin de año. La verdad, las auditorías se hacen en cualquier momento, pero el asunto en cuestión es que la empresa pasa por un proceso evaluativo que implica el propio cuestionamiento sobre los objetivos cumplidos, las metas sin alcanzar y aquellas que bien pueden ser postergadas o replanteadas para el siguiente año fiscal.

 

Mis balances suelen ser en dos fechas obvias: mi cumpleaños y año nuevo. De ambos, el que tomo en serio es el primero.  En el caso del segundo… bueno pues, creo que a estas alturas, sólo me sirve para hacer la LG (limpieza general) de rigor, pararme en la azotea de mi casa para ver los fuegos artificiales que los vecinos (y a veces yo) encienden, tomarme un trago con mi familia e irme a dormir. Lo siento, soy aburrida.

 

Pero hubo un tiempo en que no lo fui, un tiempo en el que me amanecía en las parrandas, muchas veces borrando casette, con la esperanza de que “este año sí la hago” y tratando de pasarlo divertido en medio de la gente que baila y chupa como poseída, los hits del momento.

 

Pero soy una hipócrita. Soy aburrida por convicción. Detesto las fiestas de año nuevo.

 

1.- Es verano, tienes que lucir piel. Cruel, luego de la cantidad de compromisos con comida que has tenido que empujarte en estas fechas. Osea, para el 31 uno luce como un tamal mal amarrado y con ganas de par de  sales de Andrews.  Los mofles se salen por todos lados y no hay nada que pueda cubrirlos, que no te haga sudar como el lechón que te comiste. Nada.

 

2.- La comida será mucha, el trago, poco. Ergo, las posibilidades de quedar ebria son altísimas. Combinarás cerveza, Pisco Sour, Baileys, Cuba Libre, Whisky, y un coctel de maracuyá que hizo la mámá del dueño de casa (no te puedes negar, mija), sin decir que es probable que terminen con el yonke del abuelo. Si la emergencia apremia, los “made in Acho” serán parte de la fiesta y es mucho más probable que termines con un forado en la lengua o el paladar. Ya te avisé.

 

2.- Los bailes… los bailes. Cómo detesto las coreografías, o ir haciendo trencito con un grupo de gente que se divierte autistamente, haciendo lo mismo. Todos bailarán (con los mismos pasos) al Grupo 5, Bareto(y Juaneco of course), Queen, Caballo Viejo, el Pío Pío, Víbora (sí, el vals), Regresa (regresa, Lucha y llévatelos),  al Daddyremolinocongranremolinovuelvepolvorientotodosloscaminospordondevoy; sin contar con los inolvidables éxitos del Macho de América

 

3.- Los ligones estarán borrachos, querrán dormir en tu hombro, para terminar intentando quedarse sobre tus pechereques y finalmente babear en tus faldas. Cualquier chico que pareció lindo en un inicio, se verá como un completo huevón cuando le veas bailar, ebrio, con collar amarillo de flores, gorrito marinero y sobre él, un calzón amarillo de mujer, que otro idiota le puso, en plan funny.

 

4.- Casi lo mismo que el punto 3, pero en versión inofensiva: el testimonio. Todo el mundo querrá “compartir” su vida contigo. Sobre todo si son las 4:30 de la mañana y la mayoría de gente ya no tiene fuerzas para bailar. Alguien se sentará a tu lado y te contará que su vida apesta, que su novia/o le dejó ( y tú se la/lo recuerdas) y que … ¿tengo que seguir?

 

5.- No hay un lugar para descansar. Eso es un fact of life. Es decir, los lugares disponibles están ocupados por parejas o borrachos babeantes. Tú vives lejos y el siguiente lugar de reposo (entiéndase, siquiera, telo) está demasiado lejos para ir. Terminarás sentada en una silla, mirando cómo llegan al piso los últimos ebrios de la noche.

 

6.- Ceremonias extrañas. Por mi madre que no miento, cuando cuento que en una de mis fiestas de año nuevo, me la pasé en una cocina, pelando camarones. Un ex me llevó a pasarla con unos amigos suyos (arequipeños, como él) que encontraron de lo más funny, pasarse la noche entera haciendo chupe. A las 5am (por mi mare que no miento) se sirvieron el sopón ese, que tenía un kg de papas + 30 camarones por plato y al terminar, se largaron por donde vinieron. Tampoco me olvidaré de la vez en que mi hermano sugirió que hiciéramos una “biodanza”. Para que nadie se sintiera corto, no hubo música; sólo gente loca que bailaba como loca, cada quien el ritmo que quisiera… O probablemente fue aquella en la que, literalmente, nos dimos a golpes con sendas ramas hechas con ruda, flores amarillas, saritas, atadas con cintas rojas; mientras todos intentábamos subir a un banco de madera. Nos habían dicho que había que recibir el año en el lugar más alto de la casa… y la casa era de un solo piso…

 

7.- El look post fiestón es inaceptable.  Te ves regia para pasar un casting de alguna pela de Burton, te sientes como si hubiera pasado un trailer sobre tu humanidad y quieres tomarte, con cañita, el tanque de agua de la casa.  Si estás fuera de casa, quieres cama (de la misma variedad que canta Mecano) y detestas que todo el mundo te vea en tu fase monstruosa.

 

8.- El arrepentimiento te agarra, para hacerte pensar si aquella otra fiesta que choteaste, estuvo mejor que esta en la que perdiste el tiempo.

 

 

Por eso, mis queridos, detesto la fiesta de año nuevo. Prefiero levantarme temprano, dar unas vueltas por la ciudad dormida y ebria; hacer algunos propósitos idiotas pero útiles (no leer mientras caminas por la calle, por ejemplo) y empezar, empezar siempre. Cualquier día es perfecto para iniciar el resto de una vida que puede ser plena, si te decides. ¿Hay alguno mejor que el primero de enero?

 

Juelices Fiestas.

 

Anuncios

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: