Niñerías

septiembre 28, 2008 en 12:27 am | Publicado en amor, blog, boys, celibataire, coupling, familia, idioteces, love, mujer, pareja, soledad, soltera, soltería, vida, writing | 4 comentarios



Voy a ser sincerísima. Tanto, que me da roche escribirlo. Pero es algo así como un anuncio panfletario, mismo “manual de instrucciones” o mejor dicho “manual de justificaciones”, para que luego no me vengan con ese discurso de que soy mala, que soy demasiado imponente, que por eso es que ando sola, que a ver si alguna vez sería buena idea que sonría, etc.
Me creo a pies juntillas toda la historia del Príncipe Azul. He escuchado demasiadas, como para no creer que existe uno por ahí, que está buscando rescatarme.

Preestablescamos una gran verdad: Soy tímida hasta la pared de enfrente. Mi iniciativa con los hombres depende de un par de factores…

1.- Que realmente no me parezcan tan interesantes..
2.- Que no tenga nada mejor que hacer en ese momento y quiera conversa…

Entonces, volvamos al asunto del príncipe azul. Careciendo de toda iniciativa con alguien que sí me interese, alucino que un día EL pasará por mi puerta y que tocará, buscando una dirección, para encontrarse conmigo. Que al verme, no moverá ni un sólo músculo de la cara que lo delate, pero quedará impactado con mi esbelta figura, mis ojos inmensos y mi dentadura perfecta… Luego, desaparecerá, para volver a tocar mi puerta, hincarse de rodillas y pedirme -al màs puro estilo de las novelas de Jane Austen- ser el hombre que me guarde en su seno, por el resto de nuestras existencias. Un hombre, sin embargo, que no mostrará sus sentimientos a nadie, mismo señor Darcy, sólo a mí. Nada de waas de caballo blanco y armadura: eso es afiebramiento para gringos. Yo deseo que venga en su cherokee (si es híbrido, mejor) y me lleve a recorrer Latinoamérica, mientras prepara un libro sobre cómo salvar al planeta o mejorar el desempeño del LHC

Me dispenso de describirlo físicamente, porque creo que en posteos anteriores he dicho abundantemente qué es lo que me revuelve las hormonas y la neta es que este post ya sale largo así nomás.

Sin embargo… así como van las cosas, Yo, sin lograr espantar esos kilos de màs, remanentes de mi etapa gordis, que tengo unas ojeras que sinceramente van a tener que operarse, que ya tengo que -forzozamente- teñirme la coronilla para no verme como la Tongolele; que tengo celulitis desde los 12 años, que odio maquillarme, que tengo “un océano de conocimientos, pero un centímetro de profundidad” y es por eso que soy muy curiosa, que me siento una subnormal (la mayor parte del tiempo) y que creo en “cojudeces” como el más allá, las energías, el secreto y que no hay nada mejor que la educación para surgir… sí, yo, estoy pensando -de un tiempo a esta parte – que pese a desear ser rescatada, me aguanto como los mero machos el nudo en la garganta y sigo caminando para adelante.

Tengo la absurda sensación que soy yo la que tengo que salvar a alguien. Y es por eso que me voy a buscarlo.

Too much como para no ponerlo. Lo siento. 🙂

Update: Anda, aún quedan príncipes de adeveras. Lorenzo Borghese, perdiendo el tiempo en concursos de reality. Me lo imagino tocando el timbre de mi jato, para preguntarme cómo se llega al Megaplaza. Plop. XD

Anuncios

4 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Bueno, yo suelo creer en el mito de la mujer fiel, que sepa cocinar y que sea amorosa. Tamos en las mismas.

    Suerte 😛

  2. Querida Dreampicker, yo si creo en el amor a primera vista y en los cuentos de hadas. Muchos de estos se hacen realidad y por ahora y desde hace 13 años sigo creyendo en lo de “Comieron perdices y vivieron felices para siempre”. Me parece super bien buscar al príncipe azul porque todas las niñas somos princesas o nunca viste “A little princess”
    Maxï: no es para autopromocionarme pero existimos. Dreampicker y yo somos solo un par de ejemplos.

  3. Ja. Yo sueño con uno que cocine, lave, planche y sea capaz de hacerme un ropero con palitos de chupete.

  4. a propo de mi post “stranger in the supermarket” ja XXXDDD

    como que vamos pal mismo lado (afirmacion, no pregunta)

    creo que me pegare el pique de mi vida a Puente Alto, 45 minutos de viaje en metro, hasta la estacion “las mercedes” y me hare la longui “que pasaba por ahi” y me ire a cuartiar con “my stranger” Ingeniero agricola que sabe de cata.

    adiosin


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: