Tarde, pero sirve

septiembre 2, 2008 en 10:21 pm | Publicado en enfermedades, idioteces, mujer, santidad | 4 comentarios
Santa Rosa (oleo, 2005)

Santa Rosita,

estabas loquita,
te arrancabas los pelos,

te torturabas todita;
el mundo siguió girando,

los bucaneros, asaltando

pero se asustaron todos,

cuando te vieron rezando…

yo imagino que ahora,
que te llenan de hojitas

de súplicas,
papelitos,

de bolsitas de canchita,
de rezos de mañanita,
de lágrimas de media noche,

tu esperas, emocionada,

a que el fin del mundo asome…

Y nada, no se me ocurrió nada mejor que decir, en honor a la santita.

Anuncios

4 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Es un poema pintoresco, me gustó 🙂

  2. Está muy lindo Dreampicker, muy mono. Muy chistoso también. Pronto haré mi blogroll serás la primera 😛

  3. Muy bueno, casi una blasfemia jajaja. Un abrazo 😀

  4. También viene “Oda al Papel Autocopiativo” Todo un Boom (para parafrasear al pacharaco escritor del libro de la vaca ésa)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: