Todo mi … yo

enero 14, 2005 en 12:54 am | Publicado en amor, blog, mujer, single, soledad, soltera, soltería, vida, writing | Deja un comentario

Está bien. No es que el asunto valga como para mesarse los pelos. Más bien vale como para salir corriendo. O quizá no. Quizá valga para mirarme en el espejo, mientras examino por enésima vez aquel cuerpo que me contiene.

El mal nacido espejo. Vamos a él, solitariamente, como siempre y … sólo le refleja. A ella, jubilosa, hueca, etérea. No a mí. No a aquella que se autodevora. Por más que intento, sólo puedo verla a ella, y sus algunos años, sus cejas furiosamente depiladas (lo hago a propósito) y esa sonrisa desdeñosa que debe ser la misma de los que desprecian a la muerte.

Cómo me desespera. Ocupa todo mi espacio, mis conversaciones, mis intereses sentimentales, incluso; en cuanto ella parpadea, mirándoles, zas! se olvidan de mí. Me usa como escudo cuando algo no le sale bien y me estorba cuando quiero entender. Se ha apoderado de todo, incluso de mis afectos.

Ha hecho creer, al resto del mundo, que somos una, que nos parecemos siquiera. Y yo, tan suceptible con la belleza propia, no puedo menos que quedarme contemplándola, mientras lloro por su éxito.

Sin embargo… Mierda! aquí estoy.

Anuncios

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: